El Universal
México.- La contaminación causante del cambio climático por la emisión de dióxido de carbono adelanta y prolonga la vida de las hojas de los árboles, de modo que los días de primavera aumentan, según un estudio de la universidad británica de Southampton.
El incremento de los niveles de dióxido de carbono (CO2) permite un aumento de los procesos de fotosíntesis de las hojas, para los que usan CO2, agua y luz del sol para producir nutrientes y oxígeno, recoge hoy el diario "The Independent".

Ese proceso permite a las hojas mantenerse verdes durante un periodo de tiempo más largo antes de volverse marrones y caer.

Según el estudio, ese proceso de envejecimiento se ha retrasado entre 1.2 y 1.8 días cada década durante los últimos 30 años, periodo en el que la concentración de CO2 ha aumentado un 13.5%.

Al mismo tiempo, existe una aparición más temprana de la primavera, con la apertura prematura de capullos en los robles, por ejemplo, hasta diez días antes que en años pasados.

Hasta ahora se pensaba que ambos fenómenos estaban motivados por el aumento de las temperaturas.

Aunque se ha demostrado que existe una relación importante entre las altas temperaturas y las primaveras más tempranas, análisis realizados en los procesos de envejecimiento en catorce países europeos muestran que existe sólo una semana de correlación entre las tendencias de la temperatura y la fecha de los cambios de color de las hojas y su caída.

El nuevo estudio sugiere que los crecientes niveles de CO2 son los que realmente retrasan los procesos de envejecimiento de los árboles.