Notimex
Durante el "Spring Break" y en la Semana Santa las autoridades locales esperan a 55 mil turistas
San Luis Río Colorado, Son.- El Ayuntamiento local y la Cámara Nacionalde Comercio (Canaco) invitaron a turistas de Arizona y California avisitar en Semana Santa este municipio, por su alto nivel de seguridadpública.

El alcalde de esta frontera, Rubén Espino Santana, dijo que esta localidad permanece tranquila.

"Es cierto que hay muchas versiones sobre la violencia en la frontera y hablamos de los dos lados, pero San Luis Río Colorado cuenta con bajos índices delictivos", aseguró.

Puntualizó que los problemas de inseguridad son diferentes en cada región, aunque reconoció que cuando se habla de violencia en la frontera se tiende a generalizar.

El alcalde manifestó que aparte de una mejor seguridad pública, la costa sonorense del Alto Golfo de California, ubicada al sur de este municipio, ofrece muchos atractivos naturales.

Mencionó que aparte de 700 especies animales y vegetales endémicas, es decir, que no existen en otra parte del mundo, el lugar cuenta con playas de la más alta calidad natural.

Durante el "Spring Break" y en la Semana Santa las autoridades locales esperan la visita de cuando menos 55 mil turistas procedentes de esta región fronteriza de México y la Unión Americana, estimó.

Los directivos de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California adoptarán medidas adicionales para proteger el medio ambiente, pues eso significa la presencia de 15 mil vehículos.

Espino Santana enfatizó que para los residentes de Arizona y California resulta más barato acudir a gastar sus dólares en México, sobre todo porque la costa del Mar de Cortés está cercana a la frontera.

El presidente de la Canaco local, Joel Torres Gutiérrez, expresó que esta frontera ofrece seguridad, por eso invitan al turismo binacional.

Expresó que con la nueva paridad del peso frente al dólar las familias estadunidenses pueden encontrar muchos productos en el lado mexicano a precios muy accesibles.

Dijo que esos productos son baratos y de alta calidad, como todo lo que se fabrica en el país, porque para vender hay que ofrecer calidad.