El presidente de Estados Unidos señaló que las sanciones dificultarán a Irán la compra de petróleo refinado y los bienes, servicios y materiales para modernizar su sector petrolero
Notimex
El presidente de Estados Unidos señaló que las sanciones dificultarán a Irán la compra de petróleo refinado y los bienes, servicios y materiales para modernizar su sector petrolero
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó hoy sanciones contra Irán para frenar sus supuestos planes para desarrollar armas nucleares.

'Con estas sanciones, junto con otras, estamos golpeando al corazón de la capacidad del gobierno iraní para que financie y desarrolle sus programas nucleares', señaló el mandatario.
'Estamos mostrando al gobierno iraní que sus acciones tienen consecuencias', recalcó el mandatario ante la negativa del régimen de Teherán a acatar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

Señaló que las sanciones, aprobadas por el Congreso, dificultarán a Irán la compra de petróleo refinado y los bienes, servicios y materiales para modernizar su sector petrolero y de gas natural, entre otras medidas financieras y bancarias.

El mandatario afirmó, sin embargo, que 'la puerta de la diplomacia todavía está abierta' y que Irán debe demostrar que sus planes para enriquecer uranio tienen fines pacíficos y que cumple con el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

Aunque Irán es un exportador neto de petróleo, carece de las instalaciones necesarias para refinar el crudo que requiere para satisfacer sus necesidades energéticas.

Las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos dificultan las transacciones internacionales de la Guardia Revolucionaria iraní y de bancos que apoyen el programa nuclear de Teherán.

Además, el gobierno estadounidense no llevará a cabo negocios con empresas que tengan contratos con Irán.