El Universal
Diputadas priístas presentaron una iniciativa que busca crear la Ley General para la Promoción de la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal, y con ella disminuir los modelos sociales que asignan roles por distinción de sexo y eliminar los estereotipos que refuerzan la división sexual del trabajo
Ciudad de México.- Diputadas priístas presentaron una iniciativa que busca crear la Ley General para la Promoción de la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal, y con ella disminuir los modelos sociales que asignan roles por distinción de sexo y eliminar los estereotipos que refuerzan la división sexual del trabajo.

La diputada Bertha Yolanda Rodríguez Ramírez, secretaria de la Comisión de Equidad y Género, dijo que "es necesario contar con políticas y una cultura de conciliación de la vida familiar y laboral, que rompa con las falsas creencias que basan la productividad en la fuerza del trabajo, en cumplimiento de jornadas laborales".

Asimismo, explicó que mientras en otros países el salario y las prestaciones de un solo empleo son suficientes para cubrir todas las necesidades del trabajador y su familia, en México 3 millones de trabajadores tienen más de un empleo o cubren jornadas de más de ocho horas, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI 2006.

"Son profesionistas que los fines de semana son comerciantes, o profesores de asignatura en casi todas las universidades; empleados que trabajan medio tiempo en actividades complementarias, como en un taxi, o bien, personas con trabajo que tienen en el sector agrícola una ocupación secundaria", puntualizó.

"Millones no están trabajando para vivir, están viviendo para trabajar, los que tienen suerte, si es que no han sido despedidos por la crisis", agregó.

La iniciativa promueve la adopción de medidas para conciliar la vida laboral, familiar y personal como: organización que equilibre el rendimiento laboral, la atención de responsabilidades domésticas y convivencia familiar, así como en la realización de actividades que beneficien su cuidado y desarrollo personal.

También contempla la reducción de la jornada laboral, ampliar el descanso remunerado, hacer extensivo a los padres el permiso por maternidad y ampliarlo en caso de riesgos, e impulsa la convivencia y adaptación de la familia cuando se trata de la adopción de un hijo, atención médica o intervención quirúrgica del cónyuge o sus descendientes.

Además, promueve servicios de guardería y cuidados de adultos mayores durante la jornada laboral, la posibilidad de trabajo desde casa y un banco de tiempo libre remunerado para desarrollo personal y profesional.

"Ello propiciará una cohesión de recursos humanos altamente calificados y comprometidos con la calidad de su trabajo", agregó la legisladora.

La propuesta fue enviada a las comisiones unidas de Trabajo y Previsión Social y de Desarrollo Social, con opinión de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.