Foto: Vanguardia/Archivo
La Jornada
Encuentro de activistas en defensa de la tierra y del agua de pueblos indígenas
Tlamanca, Pue. Este poblado de la sierra norte de Puebla se convirtió desde hoy y hasta el domingo en capital de la resistencia a la minería a cielo abierto, en el que convergen unos 500 activistas en defensa de la tierra y del agua de pueblos indígenas, entre ellos nahuas y otomíes de la región y de los estados de Chiapas, Guerrero, Morelos, Veracruz, Colima, Guanajuato y Oaxaca, así como de Guatemala, El Salvador, Panamá y Honduras.

Una gran carpa de lona levantada en el centro de esta comunidad acogerá los testimonios de las luchas que han dado los y las participantes para impedir que fructifiquen los que ellos denominan "proyectos de muerte" de una actividad minera que arrasa con bosques, cerros y arroyos, convirtiéndolos en polvo que se lava con grandes cantidades de agua mezclada con sustancias químicas venenosas como el cianuro, dejando una estela de destrucción y contaminación ambiental que, de acuerdo con las "medidas de mitigación y remediación" que establecen sus declaraciones de impacto ambiental, serán restauradas con alguna reforestación.

Tlamanca, ubicada a unos 300 kilómetros de la ciudad de México, es punta de lanza en esa lucha de los pueblos indígenas de la región contra la violación de sus derechos colectivos como comunidades originarias, por empresas mineras, muchas de ellas trasnacionales, después de que en noviembre de 2011 expulsó de su territorio a la china JDC Minerals.

Este sábado se discutirán temas relacionados con las reformas energética y agraria, la minería y sus tendencias en los ámbitos nacional e internacional, y se realizarán talleres para desarrollar estrategias organizativo-políticas de la defensa de la tierra y el territorio, además del análisis del proceso de la minería a cielo abierto y su impacto en defensa de la salud y el medio ambiente y acciones jurídicas, consulta a los pueblos indígenas de acuerdo con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, y autoconsultas comunitarias para el ejercicio de la autodeterminación de los pueblos, entre otros.

El presidente municipal de Zautla, Enrique Iglesias, inauguró los trabajos dando la bienvenida a los participantes al acto.