Stephanía Cardoso/El Guardián
Monclova, Coah.- Un grupo de moncolvenses llegó a Saltillo para denunciar la supuesta "mafia" que existe entre autoridades y abogados, y que mantiene presa a una mujer embarazada y la presunta responsable de provocar quemaduras graves a una niña de cinco años permanece libre.
Los ciudadanos de aquella ciudad, con pruebas contundentes, comentaron que el grupo de extorsionadores está conformado por la agente del Ministerio Público Deyanira Nájera Muñoz.

También acusaron a Olga Deyanira Fuentes Ramos, del Juzgado Primero Penal con sede en aquella ciudad, quien cuenta ya con una denuncia judicial por el delito de abuso de autoridad y prevaricación.

Y en esa misma cadena quienes fungen como presuntos abogados defensores son Tomás Zavala de los Santos, Sergio Elizondo Narváez, Eduardo Reyna y Susana Moreno Castilla.

EMBARAZO DE ALTO RIESGO EN PRISION

Según los denunciantes los hechos comenzaron a gestarse el 10 de octubre de 2005, cuando Héctor Raúl Torres Gausin y su esposa María Elena Rodríguez Escobedo, presuntamente fueron agredidos físicamente por San Juana González Vázquez y Genaro Lozano Osuna, y éstos sólo repelieron la agresión.

Pero Héctor Gausin interpuso una denuncia y se apoyó con pruebas falsas para que San Juana y Genaro fueran detenidos y arraigados.

Después ambos fueron liberados, pero el 25 de junio se percataron de que no era así, cuando llegó una nueva orden de aprehensión, pero sólo en contra de San Juana, quien en ese momento contaba con seis meses de embarazo.

Cuando el esposo de la mujer acudió con la abogada para cuestionarle sobre el incidente, descaradamente su abogada le dijo que con 50 mil pesos podría obtener nuevamente su libertad.

La falta de recursos económicos hizo que Genaro buscara a otro abogado, Tomás Zavala, quien también le pidió la cantidad de 8 mil pesos por ayudarlo de manera más rápida, pero cuando nuevamente le pidió una fuerte suma, optó por hacer otro cambio.

Actualmente la mujer se encuentra en prisión con ocho meses de gestación y, según el doctor Roberto Prince, quien la atiende, presenta un embarazo probablemente gemelar y es de alto riesgo.

El no querer dar dinero a los abogados aún mantiene en prisión a la mujer, quien corre el riesgo de perder a su bebé, además de que hay pruebas fehacientes de las injurias de los supuestos ofendidos, como una foto en la que Héctor Torres Gausin, quien se dice estar muy grave, está de pie y en perfectas condiciones

NIÑA QUEMADA, RESPONSABLE LIBRE

Por otra parte, una madre de familia denunció la injusticia de la que fue víctima y su pequeña de cinco años quedó marcada de por vida, por una piromaniaca con la que tenía viejas rencillas y que fue dejada en libertad.

Los hechos se registraron el 7 de agosto de 2006, en la casa ubicada en la calle Villa Española 710 de la colonia Praderas del Sur, propiedad de Irma Deyanira Ibarra Rivera.

Hasta ese lugar llegó Juana María Avila Zamora, quien presuntamente pelea el amor de Juan Blanco, ex pareja sentimental de Irma.

Sin piedad alguna Juana Maria, por una de las ventanas prendió fuego a una de las cortinas, rápidamente las llamas se expandieron a la sala y luego al mobiliario de plástico, usado en el fiesta de cumpleaños de Kenya Estefanía.

Cuando llegaron los bomberos de inmediato controlaron la situación, pero la niña de cinco años tenia quemaduras de tercer grado en la mitad de su cuerpo.

Aunque hubo varios testigos, presuntamente fueron comprados por los que fungen como abogados defensores de Juana Maria, quien fue aprehendida el 18 de septiembre de 2006 y dejada en libertad dos días después, argumentando que no contaban con las pruebas necesarias.