Stephanía Cardoso/El Guardián
Saltillo, Coah.- Una gran movilización policiaca generó el reporte de un vehículo abandonado en el patio de una casa en la colonia Fundadores; para aumentar el misterio, el vehículo tenía el parabrisas destrozado y huellas de sangre en el exterior.
Fue cerca de las 17:00 horas de ayer cuando Nicolasa Ramírez Hernández fue llevada a su casa, en la calle Juan Navarro 2215 de dicho sector, por su nieto Juan Castañeda Mata.

La mujer, que tenía una semana fuera de la ciudad, se percató que en el patio trasero se encontraba un vehículo Volkswagen blanco, con láminas EZM2295. De inmediato llamó al 066 para que la auxiliaran, pero no fue hasta las 20:10 horas cuando una unidad de la Policía Municipal, llegó a su casa; posteriormente lo hicieron los elementos de la ministerial.

Después arribó el esposo de Ivette Yazmín Castañeda Padilla, nieta de la Nicolasa, quien comentó que era el propietario del carro y que lo escondió tras participar el sábado por la madrugada en una riña en la colonia Morelos.