El Universal
Las microempresas enfrentan mayores problemas fiscales con los recientes gravámenes, asegura experto; deberán adaptarse a las nuevas tecnologías contables
Con la aprobación de lo nuevos gravámenes fiscales, el trabajo contable de las empresas aumentará y será todavía más complejo; siendo la micro, pequeña y mediana empresa (MiPyME) uno de los sectores que podría enfrentar mayores problemas al carecer de la infraestructura tecnológica necesaria para procesar su información fiscal.

Benito Barragán, gerente de la Línea Contable de CONTPAQ, empresa especializada en desarrollar software empresarial, explicó que a partir del primer día de 2010 se deberán calcular, entre otros impuestos, cuatro tasas de IVA en el país -de 10 a 11% en la frontera y de 15 a 16% en el resto del país-, y dos tasas de IDE.

Esto aumentará las cargas de trabajo para los contadores y empresarios quienes ahora más que nunca deberán tener mayor control y orden en su información contable.

Frente a este escenario, comentó el ejecutivo, la MiPyME deberá migrar el uso de papel y hojas de cálculos electrónicas a plataformas tecnológicas especializadas en el tema fiscal como puede ser un software contable. De no ser así, advirtió, correrían el riesgo de calcular erróneamente sus impuestos y con esto enfrentar sanciones del fisco.

Dijo que en la actualidad existe un alto porcentaje de empresas MiPyME que hoy en día llevan su contabilidad a mano y cuando utilizan tecnología esta es muy básica (hojas de cálculo); lo que implica poca confianza y mayor inversión de tiempo en el cálculo de impuestos, así como la pérdida de información.

Barragán estimó que ante la aprobación de nuevos impuestos 80% de las empresas que ya cuentan con un software contable estarán cambiando su plataforma tecnológica o en todo caso actualizar la ya existente a fin de cumplir fiscalmente.

"Van a ser cuatro las tasas a calcular del IVA, más el IDE y los trabajos pendientes y si no se tienen el software correcto o las configuraciones correctas, existirá el riesgo de que las operaciones no se hagan bien", comentó el ejecutivo.

Barragán señaló que es importante fomentar una "cultura informática" en la MiPyME, toda vez que es un hecho que este sector empresarial no utiliza aplicaciones tecnológicas o esa inversión es mínima en este rubro, "creando una situación de riesgo en sus procesos de negocio y la pérdida de información valiosa como la contable, la cual no sólo es para cumplir en términos fiscales, esta ayuda a saber el estado y desempeño del negocio".

Finalmente añadió que: "Es imperante que la MiPyME haga una evaluación del software existente, de sus beneficios y de cómo puede llevar más fácil su trabajo mediante su uso. Este facilitará la adopción de los nuevos impuestos sin mayor problemas".

* Con información de CONTPAQ