Notimex
Toluca.- Era el jugador que estaba desequilibrando a la zaga de Millonarios de Colombia por la banda izquierda, pero tuvo que salir de cambio al minuto 40 porque, como él mismo dijo, "me estaba calentando mucho por las duras entradas del rival".
Es el delantero americanista Juan Carlos Silva, "El Torito", quien dijo que la decisión del técnico argentino Daniel Alberto Brailovsky de sacarlo de la cancha fue acertada pues "me estaba enganchando y no quería perjudicar al equipo".

Y es que después de un par de jugadas en las que tuvo un roce con el zaguero de Millonarios, Andrés Mosquera, el jugador americanista encaró al rival de manera retadora por lo que el árbitro chileno Rubén Selman le mostró el cartón preventivo.

"Creo que estaba dando un buen partido, pero vino la tarjeta amarilla por encarar al defensa (de Millonarios, Mosquera), y Brailovsky decidió que saliera porque me estaba enganchando mucho, me estaba matando el coraje y qué bueno que tomó esa decisión".

Resaltó sin embargo, que el cambio también benefició al equipo con la entrada de Jesús Mosqueda "quien se agregó al ataque y ayudó mucho en la consecución del segundo tanto, pero así es en el equipo, América siempre tiene que ir al frente por los goles y el triunfo".

Sobre el hecho de portar el número 23 en la casaca, mismo que traía el "Ruso" Brailovsky en el América de los años 80, el defensa dijo que esa situación lo motiva a dar todo con el equipo y ayudarlo a conseguir triunfos "como ahora que ya estamos en la final de la Sudamericana".

Juan Carlos Silva dijo que su anhelo es ser campeón como en su momento lo fue Brailovsky "sueño ser campeón de la Sudamericana y del torneo local, pero antes estoy agradecido con la oportunidad y la confianza que el técnico ha depositado en mí, y voy a dejar todo mi esfuerzo en la cancha".

Dijo que el timonel le ha visto cómo desborda por las bandas, como él lo hacía en su tiempo "y siempre me da mucha confianza antes de los partidos y me ha dicho la manera de hacerlo, como él jugaba, por eso doy todo en la cancha, por él, por el equipo, por mi familia y por mí. Quiero ser un ídolo en el América".