<span></span>El Universal
México.- De pronto, el ambiente en la práctica del América ha dejado de ser pesado, lleno de dudas, de miedos. Porque, más allá de conseguir el boleto a los cuartos de final en la Copa Libertadores, el triunfo sobre el Flamengo (3-0) de la semana pasada le permitió a las Aguilas despojarse de todos los fantasmas que las acecharon durante los más recientes meses.
"Ahorita no tenemos nada de presión", sentencia Guillermo Ochoa. "No hay algo que perder, todo lo que está por delante podemos ganarlo.

"Todo lo que podíamos perder lo hicimos durante los partidos pasados", agrega. "Ahora, todo lo que venga para el equipo es bueno... Más por la situación en la que estamos".

"En cierta forma, te quitas un peso de encima, toda la presión que tenías, pero sigue estando latente la responsabilidad que tenemos -primero como jugadores, y después con la afición, que ha puesto mucho énfasis en este torneo-", afirma Ismael Rodríguez. "Estamos en una gran institución, y hay que poner en alto su nombre".