El Universal
El histórico barco realiza su último viaje y lo celebra con una travesía en dos océanos
El Queen Elizabeth 2, uno de los mayores cruceros, con 40 años de historia, atracó en Montevideo como una de las escalas de su última vuelta al mundo, antes de convertirse en noviembre próximo en un hotel flotante en el emirato de Dubai.

"Ésta es la despedida de la reina", aseguró el director social del barco, Thomas Quiñones, quien en sus 15 años de trabajo en este crucero completó 10 veces el recorrido alrededor del mundo.

Desde que partió de Southampton, Inglaterra, el pasado 6 de enero, el Queen Elizabeth 2, que cruzó ochocientas veces el Atlántico, atracó en Nueva York , Río de Janeiro y continuará su recorrido hacia Chile, Nueva Zelanda, Australia, Hong Kong, Japón, Singapur, Hawai, cruzará el canal de Panamá, atravesará el Caribe y volverá "a casa" el 18 de abril.

Los mil 650 pasajeros disponen de casino, centro comercial, banco, saunas, siete restaurantes, tres piscinas, teatro y una biblioteca con 6 mil libros, entre otros servicios a bordo.

Un equipo de más de mil tripulantes, encabezados por el capitán inglés Ian McNaught, ofrecen una atención casi personal.

Los recuerdos que se venden en la tienda del barco ya son objetos de colección y cada semana el capitán firma y sella cientos de carteles y postales para autentificarlos.

"Algunas señoras mayores ya son clientes fijos que repiten cada año la vuelta al mundo", explicó Quiñones. Los pasajeros son principalmente ingleses, estadounidenses, brasileños, españoles, franceses e italianos.

Christine Lazell y Leona Gibbons tienen 20 años y no responden al perfil del pasajero que uno imagina en este tipo de cruceros, de edad avanzada y con un nivel adquisitivo alto.

"Tenemos muchas ganas de cruzar hacia el océano Pacífico y de llegar a Australia", aseguraron las dos jóvenes al bajar del barco para visitar Montevideo.

Salieron en el barco de Southampton el pasado 6 de enero y disfrutan del recorrido con más de un centenar de jóvenes que permanecerán a bordo hasta el regreso a Inglaterra.

En las escalas, los viajeros recorren la ciudad, realizan alguna excursión e incluso practican el golf. El precio del viaje oscila entre 5 mil y 8 mil dólares en una habitación normal por cuatro meses, y en otros casos alcanza los 250 mil dólares por las habitaciones dobles de máximo lujo.

El Queen Elizabeth 2 ha dado 25 vueltas al mundo en sus 40 años de historia, y ha transportado a más de 2 millones y medio de pasajeros, entre los que destacan personajes como la reina Isabel II de Inglaterra, la princesa Diana de Gales, los músicos Elton John y Mick Jagger y los actores Tony Curtis y Judi Dench.

En 1982 el transatlántico fue requerido para transporte de tropas durante la guerra que enfrentó el Reino Unido y Argentina en las Islas Malvinas, lugar que visitarán una vez que abandonen Uruguay.

El Queen Elizabeth 2 realizará otros viajes más cortos por Europa hasta que en noviembre pase a manos de la compañíaIstithmar, filial de la compañía Dubai World, que lo compró el año pasado por 50 millones de libras (unos 99 millones de dólares), para su remodelación como hotel flotante de cinco plantas en Palm Jumeirah, una isla artificial de Dubai.

Este crucero es uno de los buques insignia de la compañía marítima Cunard, que también posee el Queen Mary 2 y el Queen Victoria.

Este último crucero realiza su viaje inaugural mientras que el Queen Elizabeth 2 se despide y ambas embarcaciones coincidirán en Sydney, donde serán recibidas con un espectáculo de fuegos artificiales.