El Universal
Para el mediocampista mexicano es preocupante que un jugador de la calidad del estadounidense haya tenido que jugar con la infección del AH1N1 con el riesgo de contagiar a los demás
Como "irresponsable" calificó el capitán de la Selección Mexicana, Gerardo Torrado, el hecho de que el estadounidense Landon Donovan hubiese jugado el partido del pasado miércoles a sabiendas de que estaba infectado del virus de influenza humana A H1N1.

El también capitán de Cruz Azul dijo que es preocupante que un futbolista exponga a sus compañeros, rivales e incluso a la afición, bajo sospecha de contar con la complicidad de su cuerpo técnico.

"Es preocupante que un jugador que lo sepa (que está infectado), y me imagino que el cuerpo médico y el cuerpo técnico -de Estados Unidos- también lo supieron, que se expusiera a toda la gente, a ellos mismos, a los jugadores mexicanos y en sí a toda la afición, a todo el estadio Azteca", sostuvo Torrado en conferencia de prensa en las instalaciones cementeras de La Noria.

Torrado reconoció que él tuvo escaso contacto con el delantero del Galaxy de Los Angeles, a quien si acaso, dijo, saludó al principio del partido por lo que no hay razón para temer un posible contagio.

En tono de broma, aclaró a pregunta de los reporteros: "Le escupí yo, él no me escupió".

El "Borrego" dejó el tema de una posible denuncia del caso ante Concacaf a la Federación Mexicana de Futbol (FMF), que anunció que todos los seleccionados estarán bajo observación de sus respectivos clubes en la jornada del fin de semana.

"Eso quedará en manos de la federación. Ellos ya decidirán...", concluyó.