Notimex
Acapulco.- Personas enardecidas quemaron hoy un camión urbano, debido a que el conductor atropelló con la unidad a un menor y a su madre, por lo cual el primero falleció, informó la Dirección de Tránsito municipal.
Los hechos se registraron alrededor de las 13:00 horas, cuando Natividad Pineda Rodríguez y su hijo Daniel Pineda se disponían a cruzar la avenida Constituyentes, a la altura del Mercado Central, en donde se ubican las oficinas de la Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo (UMAN).

El camión urbano de la ruta Vacacional, sin placas de circulación ni número económico, que era manejado a exceso de velocidad, atropelló a ambos.

Por los hechos, el menor falleció y la mujer quedó herida, y fue auxiliada por pasajeros y personas que se encontraban en el lugar, mientras el chofer se daba a la fuga.

La ambulancia 023 de la Cruz Roja trasladó a la madre al Hospital 'Vicente Guerrero' del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mientras que en el lugar de los hechos la gente indignada comenzó a arrojar piedras al camión que quedó abandonado.

En poco tiempo los ánimos aumentaron y algunas personas comenzaron a incendiar la unidad, sin que elementos de Tránsito o de la Policía Preventiva municipal pudieran impedirlo.

La gente se molestó más debido a que la camioneta del Servicio Médico Forense (Semefo) tardó más de dos horas en llegar al lugar del accidente, tiempo que permaneció el cuerpo del menor en el pavimento.

Al lugar llegaron los agentes del Ministerio Público, Verónica Burder y Enrique Beltrán López, a quienes las personas les dijeron que ya no se podía hacer nada, e iban a tomar justicia por propia mano.

Las personas enardecidas agredieron a reporteros y camarógrafos que llegaron a cubrir el hecho. Al reportero gráfico del periódico 'El Sur', Jesús Trigo, le dieron un golpe con un tubo de acero en la cabeza y le robaron su teléfono celular.