Aracely Chantaka
Monterrey, N.L.- El especialista en asuntos del Medio Oriente, Joseph Hodara pidió a los países con capacidad nuclear una "doctrina abierta", que permita identificarlos y conocer a las personas que podrían "apretar el botón rojo, negro o demoníaco", debate abierto dentro de la serie Diálogos en el Fórum de las Culturas con el tema "Paz y Medio Oriente".
El catedrático israelí, radicado en México desde hace 20 años, lanzó una invitación a las naciones que fabrican armas nucleares a que se descubran, para saber quiénes son.

Mencionó que en su país siempre ha sido un tabú hablar de la capacidad nuclear que tiene, porque la nación se ha manejado con una "doctrina opaca", respecto al tema.

Sin embargo, Hodara comentó que la nación del Medio Oriente desde hace décadas realiza experimentos nucleares y tiene instalado un reactor que podría ocasionar un nuevo Chernobyl.

El conferencista se autocuestionó por qué es importante una doctrina abierta en cuestiones de la capacidad nuclear de cada uno de los países del mundo.
Y el catedrático se respondió: "Yo como ciudadano, yo quiero saber quiénes son las personas que van a apretar el botón rojo, negro o demoniaco para lanzar un artefacto atómico contra cualquier país".

Sin embargo, reiteró que algunos países trabajan en su capacidad nuclear a escondidas, como el propio Israel que nunca ha admitido los trabajos que realiza en ese sentido.

Comentó que la nación instaló en 1957 un reactor cuya capacidad de vida, de 50 años, ya está vencida por lo que podría ocasionar un accidente nuclear similar al que se registró en Rusia hace años.

Hodara señaló a Egipto, Jordania, Arabia Saudita y los países del Golfo Pérsico como "aliados sin firma" de Israel y afirmó que todos ellos tienen el poder para fabricar una planta con fines de producir electricidad con base nuclear.

Otros de los participantes en el debate fueron: Ahmad Harb, Roberto Marín Guzmán y Khali Rinnawwi, todos ellos coincidieron en que esta lejana la fecha en que se alcance la paz en esa región del mundo.

Marín Guzmán, estudioso de origen costarricense afirmó que la guerra entre Israel y Palestina no tiene solución.
"Mi optimismo podría ser contrario a los que es la realidad yo creo que este muro (el que divide a ambas naciones) elimina toda posibilidad de paz", asentó.