Madrid, España.- La empresa automovilística estadounidense Ford quiere ceder dos de sus marcas británicas, Jaguar y Land Rover, en dos meses a un solo comprador, declaró el presidente de Ford Europa en una entrevista al diario español El Mundo.
"Estamos avanzando y en un plazo máximo de dos meses se conocerá cuál de los grupos que optan a ello será el nuevo propietario de las dos marcas", declaró John Fleming al diario.

Interrogado sobre la posibilidad de vender por separado las dos marcas, Fleming respondió que no. "Ambas están muy integradas y sería difícil venderlas por separado", explicó.

Ford, que anunció una pérdida neta de 12.600 millones de dólares en 2006 y reestructura sus actividades en América del Norte, anunció en junio que examina la hipótesis de una cesión de sus dos filiales británicas.

Hasta ahora ha dicho que está en discusiones con varias partes. El grupo automovilístico indio Tata ya ha indicado públicamente su interés.

En cuanto a una posible cesión de Volvo, Fleming afirma que en este tema están "menos avanzados".

"Estamos haciendo un análisis estratégico de cómo afectaría a Ford esta venta. Volvo es un socio fundamental para desarrollar tecnologías de seguridad y medioambientales. Sería muy peligroso entregársela a un competidor", explicó.

A finales de julio, Ford declaró que lleva a cabo un examen estratégico que debería "probablemente concluirse de aquí a final de año".