Noé Cruz Serrano / El Universal
Cd. de México.- El director de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), Jorge Gutiérrez Vera, anunció que la paraestatal busca competir en el mercado de transmisión de voz, datos e imagen, arrendando su red eléctrica de fibra óptica a los operadores de telecomunicaciones.
En entrevista, dijo que LyFC aprovechará los excedentes que tiene en los 30 mil kilómetros de fibra óptica para incursionar en este mercado y, con ello, allegarse de recursos adicionales.

Por ello, informó Gutiérrez Vera, solicitará una concesión a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para ofrecer la red de fibra óptica de alto voltaje a distintos operadores para que la comercialicen en transmisión de video, voz y datos.

"Lo que queremos es ser un carrier", manifestó Jorge Gutiérrez Vera.

Explicó que, a más tardar en noviembre, presentará la solicitud a la SCT y la información correspondiente a las comisiones federales de Competencia (Cofeco) y de Mejora Regulatoria (Cofemer), para obtener el aval antes de que finalice el presente año.

No obstante, el funcionario reconoció que sería hasta el próximo año cuando la empresa esté en condiciones para ofrecer el servicio a empresas localizadas en la zona de influencia de LyFC, que incluye los estados de México, Hidalgo, Puebla, Morelos y el Distrito Federal.

Reconoció que la infraestructura de que dispone cuenta con la calidad del servicio, aunque le impide participar en lo que se denomina Power Line Comunication (PLC), es decir, usar la red de cables para dar el servicio a clientes domésticos, toda vez que los constantes cambios de voltaje afectan la operación de este sistema.

"Hemos hecho pruebas y las constantes variaciones cortan las comunicaciones, por eso decidimos emplear sólo la red de fibra óptica", afirmó el titular de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Inventario petrolero

Durante el 15 Congreso Internacional Ambiental Enviro-Pro México 2007, la secretaria de Energía, Georgina Kessel, informó que Petróleos Mexicanos (Pemex) elabora un plan para desarrollar los yacimientos maduros que fueron abandonados porque los costos para explotarlos eran muy altos.

Precisó que también se diseña un régimen especial para explotar esos yacimientos con la tecnología necesaria que requieren las características de estos campos y que en breve se dará a conocer el programa.

También dijo que Pemex, CFE y LyFC hacen inversiones para desarrollar tecnologías amigables con el medio ambiente y revisando sus procesos para disminuir emisiones de gases de efecto invernadero.

Destacó que entre los proyectos del actual gobierno destaca la necesidad de crear una cultura del ahorro de energía, lo que implica modificar hábitos de consumo, principalmente de combustibles.