El Universal
Familiares, clientes y amigos asisten al sepelio de la "abogada de narcos"
MONTERREY, NL.- Mariachis, sicarios confesos, ex narcotraficantes, danzantes, clientes, amigos y familiares despidieron a Silvia Raquenel Villanueva. Mientras se desarrollaba la ceremonia fúnebre, como si se tratara de un icono de la cultura popular, con música, lágrimas y fiesta, autoridades policiales precisaron que el quinto y fatal atentado contra la abogada se trató de una "operación quirúrgica", en la que cinco pistoleros sometieron a los escoltas y luego asesinaron a la litigante con 11 balazos calibre .223. El último en la cabeza, para asegurarse que estaba muerta.

La despedida de Raquenel comenzó en la iglesia San Joaquín, a tres cuadras de su despacho. El recinto resultó insuficiente para albergar a familiares, amigos y clientes, entre quienes destacaron ex narcotraficantes que "pagaron" parte de sus culpas en prisión, muchos de ellos defendidos por la abogada.

Al término de la misa se organizó una improvisada marcha para acompañar los restos de Silvia Raquenel. El entierro se realizó en el panteón El Roble, donde la esperaban cientos de personas para darle el último adiós en medio de música de mariachis, danzantes y aplausos.

Sobre el crimen que ocurrió la mañana del domingo en el concurrido mercado Pulga Río, las autoridades de Nuevo León destacaron que fue un atentado "bien planeado", que tenía el objetivo de no volver a fracasar.

En cuestión de minutos, el grupo de sicarios tomó por sorpresa al equipo de seguridad de la abogada, ejecutó a la litigante, conocida como "la abogada de narcos" por el historial de defensas que tenía, y huyó por calles del centro de Monterrey.

Fue "una operación quirúrgica, muy precisa, en la que participaron cinco personas. Los escoltas no accionaron sus armas porque fueron sometidos y tras las acciones protegieron a la hija de la abogada", informó Alejandro Garza y Garza, subprocurador de Ministerios Públicos de la Procuraduría estatal.

Garza y Garza dijo que la responsabilidad directa de la investigación es de la Procuraduría del estado. "El hecho de que hubiera intervenido el Ejército, la PFP, el Ministerio Público Federal, es que una vez que se tuvo conocimiento del hecho se activó el mecanismo de coordinación que tenemos en las dependencias".