José Reyes
Saltillo, Coah.- Las reformas al Código Civil en materia de pérdida de patria potestad y adopciones acelerarían el proceso para que un menor abandone una familia disfuncional, y no se llegue a casos extremos, como, por ejemplo, el asesinato de dos niños a manos de su padre, a mediados de 2006, en Frontera.
Según las propuestas del DIF y del Congreso local, los padres golpeadores, alcohólicos, drogadictos o ludópatas perderían en sólo tres meses la custodia de sus hijos.

Y es que en Coahuila las cifras son crudas: niños y adolescentes de una de cada tres familias han sufrido golpes, gritos, insultos, humillaciones y abuso sexual.

De las 13 mil 711 denuncias de maltrato que se recibieron en 2006, en 8 mil 711 se comprobó violencia de las madres y padres hacia los menores, según el diputado José Ignacio Máynez Varela, en su propuesta "Carta Fundamental de los Derechos de la Niñez".

La Comisión Especial para el Proceso de Adopción propone que el tiempo de pérdida de la tutela de los menores se reduzca de 12 a 3 meses.

"Se está haciendo un trabajo maduro en el que están participando todas las fracciones para que en el momento en que se presente sea más fácil la aprobación", señaló José Inocencio Aguirre Willars, director general del DIF estatal.

Dijo que el principal obstáculo para lograr una adopción en Coahuila es el juicio de pérdida de patria potestad.

"Es un juicio muy delicado; entendemos que los jueces no pueden acelerar (el proceso) para poder privar del ejercicio de los derechos de un padre sobre un menor de manera tan sencilla", estableció Aguirre Willars.

Dijo que la esencia de las propuestas es aumentar las causales y disminución de tiempos. "La idea es hacer más ágil el proceso de adopción", explicó.