México, D.F. .- Rafael Márquez, defensa del Barcelona del fútbol español, reconoció hoy que la causa de sus lesiones reiteradas se debe, quizá a que no es un atleta fuerte.
"Quizá mi anatomía no soporta tanto ritmo. He tenido muchas lesiones desde que estaba en el club Mónaco de la liga francesa y sólo me queda aprovechar cuando estoy bien para mostrar mi nivel", dijo 'Rafa', en una conferencia de prensa en la Ciudad de México.

Después de afeitarse ante casi un centenar de periodistas, como parte de la campaña publicitaria de uno de sus patrocinadores, Márquez dijo estar de regreso a las canchas luego de una dolencia y listo para reaparecer con su equipo cuando se reanude la temporada española, el último fin de semana de este mes.

Vestido de negro y con el cabello recogido, el jugador dijo entender a los medios de España que lo han criticado por hacer un viaje a México tras salir de una lesión.

Apostilló que los periódicos necesitan asuntos para escribir ahora, que no hay nadie en Barcelona, porque las figuras se fueron a jugar con sus selecciones.

"No me queda más que hablar en la cancha como siempre", aseveró.

Al referirse a su equipo, dijo que sólo los jugadores pueden hablar de lo que pasa dentro, y garantizó que ellos apoyan al técnico Frank Rijkaard.

"Estamos listos para ser competitivos en la Liga y en las copas internacionales", sostuvo.

Márquez dijo estar cómodo como capitán del equipo y orgulloso de que el seleccionador Hugo Sánchez, antiguo goleador del fútbol español, lo tenga en lista para buscar una plaza en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

"Es la única competencia que no he jugado. Es un orgullo que Hugo me tome en cuenta", señaló.

Las declaraciones del jugador coincidieron con la víspera de la fecha en que Hugo Sánchez cumplirá un año como entrenador de la selección mexicana.

Márquez elogió la selección de su país por la combinación de jóvenes con veteranos, y destacó el progresivo aumento de más jugadores en el fútbol europeo. "Nos queda mucho por delante, esta selección tiene futuro", enfatizó.

Hace más de una semana el futbolista donó dinero para los damnificados de las recientes inundaciones en el estado mexicano de Tabasco, pero al referirse al asunto, mostró disconformidad al decir que la solidaridad no debe ser sólo en tiempo de crisis.

"Ahora todos hemos solidarios, pero debemos pensar más en la ayuda día a día y preocuparnos por la suerte de los indígenas de Chiapas, por la gente sin acceso a la educación y por el futuro de nuestros hijos", puntualizó.