DPA/Con información de "People en Español"
Manila.- El primer capítulo de la nueva temporada de la serie televisiva estadounidense "Desperate Housewives" generó revuelo en Filipinas a causa de un comentario negativo sobre los profesionales médicos filipinos.
La escena en cuestión muestra al personaje de Susan Mayer, al que encarna Teri Hatcher, preguntándole a un médico si puede ver sus diplomas "para asegurarse de que no son de alguna de esas escuelas médicas en Filipinas".

La frase levantó críticas de la comunidad médica y entre los filipinos expatriados, especialmente en Estados Unidos, donde miles de filipinos trabajan como enfermeras y médicos.

El secretario ejecutivo del gobierno, Eduardo Ermita, dijo que reclamarán una disculpa a los productores del programa.

"Podemos considerarlo una difamación racista", dijo a la prensa en Manila. "Nos están menospreciando demasiado, considerando la cantidad de profesionales médicos que hay en Estados Unidos".

Cuando se le preguntó si el Gobierno reclamará una disculpa de la cadena televisiva ABC, dijo: "Sí, creo que deberíamos, en nombre de todos nuestros profesionales filipinos".

Un clip de la controvertida escena fue colgado en YouTube, lo que generó críticas y condenas de filipinos de todo el mundo.

¡Era broma!

El escándalo no se hizo esperar cuando se informó que un sitio poseía un video de Eva Longoria sosteniendo relaciones sexuales con su esposo, el basquetbolista Tony Parker. Sin embargo, se trata de la más reciente broma transmitida en el sitio web "Funny or Die", del comediante estadounidense Will Ferrell.