Houston, EU.- La conexión latinoamericana de los Medias Rojas sigue siendo mortal para el bullpen enemigo, esta vez liderada por el jardinero dominicano Manny Ramírez quien se convirtió en el segundo jugador más productivo en la historia de las Series Mundiales.
Demostrando nuevamente que los toleteros latinos se han convertido en una pieza clave en el engranaje de los Medias Rojas, el bateador designado dominicano Ortiz y su compatriota Ramírez remolcaron cuatro carreras para que Boston le diese paliza récord de 13-1 a los Rockies de Colorado en el primer juego de la Serie Mundial.

Apoyando con el poder y lo oportuno de sus bates el sólido trabajo que realizó el serpentinero Josh Beckett, el cuarteto de toleteros latinos se afianza como una de las alianzas más eficientes en las Grandes Ligas en la presente temporada y que será sin lugar a dudas uno de los factores que puedan permitir a los Medias Rojas lucha por su segundo título en el "Clásico de Otoño".

Ramírez incluso logró colocarse en el segundo lugar en la lista de todos los tiempos en número de carreras impulsadas en la serie final.

El guardabosques dominicano remolcó dos carreras y llegó a 64 en carreras producidas en fases finales para superar a David Justice en el segundo lugar en la lista de todos los tiempos en ese apartado.

Ramírez, quedó detrás sólo del puertorriqueño Bernie Willams, que consiguió 80 en las participaciones que tuvo con los Yanquis de Nueva York.

"Ahora no hay que pensar en marcas individuales sino en hacer bien las cosas cada vez que estamos en el campo para conseguir el título de la Serie Mundial", declaró Ramírez. "Todos sabíamos que era importante ganar bien este partido y eso fue lo que conseguimos".

El jardinero izquierdo de los Medias Rojas hizo cuatro viajes a la caja de bateo y logró contacto en tres ocasiones, remolcó dos carrras y pisó tres veces la caja registradora.

En el primer episodio Ramírez pegó sencillo para llevar a la regitradora a Kevin Youkilis, y participó en el racimo de siete carreras en la quinta entrada, con otro hit de una base con el que permitió a Ortiz llegar a la registradora.

En lo que va de la presente fase final, Ramírez ha viajado 34 veces a la caja de bateo y conectado 15 imparables, incluidos cuatro vuelacercas, ha anotado 11 carreras y remolcado 16 para ser el más productivo de la conexión latinoamericana de Boston.

Ortiz también estuvo activo con el bate, y en cinco oportunidades pegó tres indiscutibles, remolcó dos carreras y piso dos veces la goma del "home"..

El bateador designado pegó doble en el segundo episodio para remolcar la carrera de Youkilis, y en el rácimo fatídico de siete, conectó otro doble, para impulsar nuevamente a Youkilis.

El antesalista puertorriqueño Mike Lowell tuvo tres oportunidades con el bate para aprovechar una, y también anotó carrera en la quinta entrada.

El parador en corto dominicano Julio Lugo conectó tres veces en cuatro viajes a la caja y recibió una base cuando la casa estaba llena, para dar oportunidad a Lowell de pisar la registradora.

Por los Rockies, el guardabosques dominicano Willy Taveras se fue de 4-0, y el receptor venezolano Yorvit Torrealba estuvo de 3-0.

En la lomita, el venezolano Franklin Morales fue apaleado en dos tercios de episodio, en los que permitió seis hits y siete carreras, y regaló un pasaporte.

Morales incluso se convirtió en el primer lanzador en cometer un "balk" en un juego de Serie Mundial desde que lo hiciera el lanzador David Weathers, de los Yanquis, en 1996.

El lanzador novato venezolano realizó una serie de movimientos ilegales en la fatídica quinta entrada cuando tenía en la caja de bateadores a Youkilis, y permitió al jardinero revelación de los Medias Rojas, también en su primer año en las Mayores, Jacoby Ellsbury, que estaba en la inicial, pasar a la segunda base.