Karla Garza
"¡Oiga!, ¿y la luz?" le preguntaban un par de vecinas al Alcalde de Ramos Arizpe mientras supervisaba el avance de las obras del centro recreativo "Escorial". "La traigo en dos semanas", les contestó el munícipe Ricardo Aguirre Gutiérrez.
La que será la segunda Alameda de ese municipio es una obra con una inversión de tres y medio millones de pesos, ubicada en la colonia El Escorial, en medio de una de las zonas habitacionales más pobladas.

Los kioscos están casi listos.

Al igual que la "tiendita" y los baños, que serán concesionados "a quien nos digan los mismos vecinos, a alguien de la tercera edad".

Los jardines, observó el edil en su recorrido, requieren riego, faltan luminarias y detalles en los pisos.

"Aquí no se perdió ni un árbol" hizo notar Aguirre Gutiérrez, "este árbol, por ejemplo, está en medio del foro, pero preferimos que se quede aquí", del mismo modo, señaló el lugar donde originalmente sería colocado el campanario, ubicación que implicaba afectaciones a otro árbol, "y los vecinos nos dijeron `mejor construyan el campanario en otro lado, un árbol no vale la pena que lo quiten', y tienen razón".

Informó además que la sub delegación de Policía quedará ubicada a pocas cuadras y que para la vigilancia del parque se contratará a un "velador policía" que no contará con caseta "para que no se nos duerma".