Felipe Calderón<br>Foto: AP
Notimex
El presidente Felipe Calderón refrendó el compromiso de su gobierno por hacer un uso responsable, honesto, austero y transparente de cada peso que reciba de los ciudadanos a través del Presupuesto de 2010, aprobado esta mañana.
En la inauguración de la planta de motores Ford, el Ejecutivo federal expuso que se mantendrá la más alta prioridad en la ejecución de programas dirigidos a apoyar a las familias mas pobres del país, para que puedan salir adelante y superar la crisis económica.

Se comprometió a trabajar para aumentar la calidad y cantidad de infraestructura en el país, así como apoyar al sector productivo para que la economía se siga recuperando, siga por la senda del crecimiento y acelere su capacidad para generar empleos.

Los mexicanos tenemos que seguir trabajando juntos, hombro con hombro y con un sólo fin: lograr una recuperación económica sostenida y con justicia, enfatizó el jefe de Estado.

Señaló, asimismo, que todos los actores políticos o económicos han de sumar esfuerzos para construir un entorno de estabilidad y de crecimiento de la economía mexicana.

Acompañado por el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, y por el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, el presidente de la República reconoció que 2009 ha sido uno de los años más difíciles para los mexicanos y también para el gobierno.

Sin embargo, gracias al empuje y al trabajo de los mexicanos, la economía nacional finalmente está mostrando algunas "señas" y algunos signos de recuperación y de crecimiento.

Aunque admitió que falta mucho para llegar a los niveles que se tenían antes de la crisis, "la buena noticia es que México está creciendo, están aumentando su exportaciones y se están generando empleos".

Ello se refleja en que la tasa de crecimiento del tercer trimestre en el país se ubicó en 2.7 por ciento, mientras que las exportaciones se incrementaron en 11 por ciento y tan sólo en octubre se crearon 80 mil empleos, descontando los que se dan de baja, para llegar a un acumulado desde junio de dos mil nuevas plazas.

Calderón Hinojosa insistió en que todavía falta mucho por recuperar el nivel de actividad económica que México tenía antes de la crisis mundial.

Por lo mismo, "no podemos aflojar el paso", hay que trabajar más fuerte que nunca para sacar adelante la economía y para que los mexicanos puedan sentir los efectos de la recuperación en su nivel de vida.

El mandatario comentó que en ese proceso el fortalecimiento de la industria automotriz será importante, y por eso el gobierno lo apoya con estímulos fiscales, con líneas de crédito y la articulación de cadenas productivas.

Se apoyó al sector, además, con programas como el de preservación del empleo que permitió evitar el despido de 450 mil trabajadores del país en la industria manufacturera, de los que 220 mil fueron del sector automotor.

Calderón Hinojosa reiteró el compromiso del gobierno federal de seguir trabajando fuerte, a fin de generar que más empresas crean y apuesten por México.

Hizo ver que la coyuntura económica internacional representa un gran desafío pero a la vez ofrece grandes oportunidades, e insistió en que mantendrá el trabajo fuerte por la recuperación económica.