LA JORNADA
En rechazo al carácter "elitista y de relumbrón" del Fórum Universal de las Culturas, que empezará en cuatro días, representantes de diversas organizaciones civiles y sociales iniciaron un "foro alternativo" con el cual pretenderán mostrar "la otra cara, que ha sido ignorada por el gobierno".
Monterrey, Nuevo León.- Militantes de partidos de izquierda, de los comités del "gobierno legítimo" de Andrés Manuel López Obrador, de la Central Campesina Cardenista, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, así como del Frente Sindical Campesino Indígena Social y Popular, entre otras agrupaciones, afirmaron que el encuentro promovido por los gobiernos estatal y federal tiende a relegar los valores regionales y nacionales.

Por ello, afirmaron, "deseamos mostrarnos al mundo tal como somos, sin afeites ni tramoyas, ni paisajes artificiales que tratan de cubrir con un velo pudoroso nuestra condición de país tercermundista".

En un documento dirigido a la opinión pública, expusieron: "Nos pronunciamos categóricamente por el manejo sano y transparente de los recursos económicos emanados del erario; condenamos el manejo discrecional del programa del foro gubernamental, pues se realizarán eventos a los que el pueblo por sus escasos recursos económicos no está en condiciones de acceder".

Además, los organizadores del "fórum alternativo" lamentaron "las vacilaciones de algunos partidos políticos e intelectuales", quienes "mantienen un criterio ambivalente y difuso sobre la correcta interpretación de una actividad con la que la derecha pretende deslumbrar al mundo, que no es otra cosa que la obra promocional del gobernador José Natividad González Parás".

Durante el encuentro se expresó un repudio a los inminentes aumentos a la gasolina aprobados en el Congreso de la Unión, además que se reprochó la "nula defensa" del gobierno federal al sector agrícola nacional.

Los participantes sembraron granos de maíz en una de las jardineras de la Gran Plaza, para simbolizar el arraigo de la cultura mexicana milenaria del maíz que, afirmaron, está en peligro de desaparecer con la próxima apertura de importaciones de la gramínea a partir de enero de 2008.