Notimex
Roma.- Miles de personas marcharon en la zona industrial de Molfetta en protesta por la muerte de cinco obreros en la ciudad italiana de Bari en un accidente laboral, al mismo tiempo que una huelga paralizaba la sureña región de Puglia.
Las organizaciones sindicales convocaron al paro de dos horas en toda Puglia y de cuatro en la provincia de Bari, donde se encuentra Molfetta, la zona industrial en donde murieron los trabajadores a causa de sustancias tóxicas en una autocisterna que limpiaban.

El caso provocó protestas de los sindicatos, que denunciaron la falta de seguridad laboral.

En la manifestación participaron el presidente (gobernador) de Puglia, Nichi Vendola, estudiantes, trabajadores y gente común.

'Las muertes laborales están hoy al centro de una reacción democrática muy fuerte', declaró Vendola, quien llamó a cumplir las leyes de protección laboral.

'La sociedad debe ser capaz de poner al trabajo al centro, como un valor, y a la vida de quien trabaja como un elemento indispensables', añadió.

La víspera el primer ministro en funciones, Romano Prodi, visitó a los familiares de los obreros muertos en el accidente cuando limpiaban una autocisterna dedicada al transporte de azufre en polvo en la zona industrial de Molfetta, en Bari.

Cuatro de ellos perdieron la vida dentro de la autocisterna que transportaba ácido sulfúrico, mientras que el quinto murió el martes en un hospital.