Notimex
París.- Los rebeldes de Chad aceptaron hoy 'el principio de un cese al fuego inmediato' con el gobierno, luego de haberse replegado el domingo a las afueras de la capital Ndjamena, reportó la cadena informativa francesa TF1.
Los insurgentes acusaron a Francia de 'causar un enorme número de víctimas civiles' en la capital en una 'intervención directa'.

Decenas de miles de civiles continúan huyendo de Ndjamena, pese a que no se han reportado nuevos combates este martes, indicó TF1.

De acuerdo con la fuente, la capital está completamente controlada por el ejército después de que los insurgentes se replegaran a la periferia oriental de la ciudad.

Después de haber avanzado hasta los accesos del palacio presidencial y llevado a cabo incursiones contra cuarteles del ejército, los rebeldes se retiraron el domingo por la noche.

Sin embargo, los mandos rebeldes dijeron haberse establecido en las afueras de Ndjamena para dar a los civiles tiempo de abandonar la zona central de la capital antes de "pasar de nuevo a la ofensiva".

A su vez, el general Mahamat Ali Abdallah, a cargo de las operaciones gubernamentales en la ciudad, aseguró que 'el enemigo está completamente en fuga'.

Los insurgentes llegaron el sábado a la capital al cabo de una ofensiva de una semana a través del país. Ese mismo día llegaron a un acuerdo de cese al fuego con el gobierno mediado por el líder libio Muamar Kadafi, pero los enfrentamientos se reanudaron el domingo.

Entre 15 mil y 20 mil civiles han huido al vecino Camerún, de acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Organizaciones humanitarias reportaron por lo menos 500 bajas civiles en Ndjamena a causa de los combates.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas llamó el lunes a todos los Estados miembros de la organización a respaldar al gobierno del presidente chadiano Idris Deby.

El Consejo condenó los ataques de los insurgentes, que quieren deponer a Deby, y demandaron el fin de la violencia.

La declaración no obligatoria también alentó a los Estados miembros a 'proporcionar apoyo, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, en respuesta a la solicitud del gobierno de Chad'.

La delegación chadiana en las Naciones Unidas remitió el domingo al Consejo de Seguridad una solicitud a todos los países 'a proporcionar toda la ayuda necesaria' al gobierno de Chad en su lucha contra la insurgencia.

De acuerdo con el gobierno de Chad, Sudán apoya a los rebeldes para evitar el lanzamiento de la Fuerza Europea para Chad y Africa Central (Eufor), destinada a proteger a los refugiados de la región sudanesa de Darfur.

Los rebeldes amenazaron atacar a la Eufor debido al apoyo militar de Francia al gobierno chadiano, lo que provocó que el despliegue de la fuerza fuera pospuesto.

El canciller francés Bernard Kouchner dijo la víspera 'esperar' que las fuerzas armadas de su país 'no tengan que intervenir más' en Chad ni 'comenzar operaciones militares'. Francia proporciona armas e información militar al gobierno de Deby.