La Jornada
"México tiene un gran reto ante la alta transmisibilidad del virus, que mantiene un comportamiento aberrante", explicó Córdova Villalobos. "Nos sorprendimos cuando de un ave pasó a un cerdo y luego a un humano", pero ahora "se disemina con facilidad en sitios con clima seco y frío, pero también se adaptó al calor y a la humedad".
México, D.F..- Pese al rebrote de influenza A/H1N1, la enfermedad está bajo control y, aunque va en gradual descenso, México dispondrá de 20 millones de antivirales desde el próximo 5 de octubre para evitar la propagación masiva del mal durante la temporada invernal, informó José Angel Córdova Villalobos, secretario de Salud.

Al asistir este viernes a una reunión del Consejo Estatal de Salud en Mérida, Yucatán, el titular de la Secretaría de Salud (Ssa) dijo que las primeras dosis estarán destinadas a mujeres embarazadas y personal médico, así como a gente obesa, con diabetes, enfisema pulmonar y asma; sin embargo, la dotación anunciada se completará el primer trimestre de 2010.

El funcionario informó que el gobierno federal erogó ya 80 por ciento de los mil 700 millones de pesos destinados a atender la pandemia; se esperan mayores gastos para controlarla de forma total, y que ya se multiplica la vigilancia para impedir otro brote durante la temporada invernal.

Alta transmisibilidad, el reto

"México tiene un gran reto ante la alta transmisibilidad del virus, que mantiene un comportamiento aberrante", explicó Córdova Villalobos. "Nos sorprendimos cuando de un ave pasó a un cerdo y luego a un humano", pero ahora "se disemina con facilidad en sitios con clima seco y frío, pero también se adaptó al calor y a la humedad".

Hasta el miércoles pasado en el país había 13 mil 646 casos confirmados de influenza A/H1N1, que causó 125 muertes, y sólo en Yucatán las autoridades han documentado mil 946 contagios, con ocho decesos y cinco enfermos graves.

Sin embargo, según el funcionario federal, hay una etapa de estabilización en la península, pues hace tres semanas eran 70 los casos graves y ahora son 45, además del descenso de 50 por ciento en el número de cuadros "sospechosos".

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los padres de una docena de niños hospitalizados por el virus denunciaron que en la mayoría de los casos el diagnóstico fue tardío y tuvieron que ir de un centro de salud a otro antes de que la enfermedad les fuera detectada.

Manuel Antonio Díaz Pérez, originario del municipio de Angel Albino Corzo y padre de un menor de cuatro años, dijo que todos los diagnósticos dados a su hijo en los servicios de salud de la localidad fueron erróneos.

A su vez, Lorena de la Rosa y Alejandro de la Cruz, padres de Dulce Valeria, de un año cuatro meses, sospechan que la menor fue contagiada en el servicio hospitalario, pues "tenía un resfriado común, pero la metieron al área de niños que padecían influenza y ahora está grave".
Foto
Cherie Blair, esposa del ex primer ministro británico, Tony Blair, canceló sus compromisos públicos, pues se sospecha que está contagiada por el virus. La imagen, en 2002Foto Ap

Varios médicos del Hospital Regional, que pidieron el anonimato, dijeron a La Jornada que existe un subregistro de casos porque hay órdenes de "optimizar" los tratamientos y reactivos para pruebas de diagnóstico. "A varios pacientes les dijeron que sólo estaban enfermos de la garganta y debieron acudir a laboratorios privados, donde se les detectó la influenza A/H1N1.

La vocera del Consejo Consultivo Ciudadano para la Atención de la Emergencia Sanitaria, Adriana Gómez Bustamante, admitió que hay "muchos casos sospechosos en varios municipios y diversos hospitales", y hasta eran 2 mil 295 los casos comprobados, 90 más que el jueves, de los que 74 corresponden a hospitalizados.

Aíslan a agrupación policial

En Oaxaca, la Unidad de Inteligencia para Emergencias en Salud (UIES) aisló al Instituto de Profesionalización Policial de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio conurbado de San Sebastián, Etla, donde se concentran unas 300 personas entre cadetes, agentes de diferentes corporaciones e instructores, así como personal administrativo, luego de que Sergio Elías García Flores, elemento de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), fue internado en el Hospital General de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al constatarse el grave avance de su enfermedad.

El jefe del departamento de Epidemiología de los Servicios de Salud de Oaxaca, Rubén Coronado García, dijo que ya se dieron 49 consultas y un total de 12 tratamientos al mismo número de policías con síntomas de una probable influenza A/H1N1; además, les fueron tomadas muestras de laboratorio para enviarlas al Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE).

La Secretaría de Salud de Michoacán informó, a su vez, que fueron detectados 21 nuevos casos, por lo que ya suman 468 en el estado, y se prepara un programa emergente debido al retorno de migrantes en la temporada de verano procedentes de Estados Unidos, uno de los países con mayor número contagios.