El País
La empresa sostenía que en sus condiciones para aceptar la distribución de una aplicación figura que ésta no contenga sátiras insultantes a personajes reconocibles. El autor de las mismas, Tom Richmond, calificó la decisión de Apple de ridicula.
Barcelona, España.- Los clientes de iPhone podrán finalmente descargarse una aplicación que ofrece caricaturas satíricas de políticos norteamericanos. Su productor, Ray Griggs, había lanzado una aplicación comercial que alberga las cariacturas de los 540 congresistas norteamericanos.

Apple, propietaria de la tienda en línea iTunes y de iPhone, había vetado su distribución. Finalmente, este fin de semana ha aceptado incluir esta aplicación en su catálogo. Se vende al precio de 99 centavos de dólar.

Griggs considera que ha sido el escándalo periodístico y el apoyo de los internautas, defendiendo que no era un producto difamatorio, lo que ha hecho recapacitar a Apple.

La empresa sostenía que en sus condiciones para aceptar la distribución de una aplicación figura que ésta no contenga sátiras insultantes a personajes reconocibles. El autor de las mismas, Tom Richmond, calificó la decisión de Apple de ridicula.