Notimex
México.- El secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC), Max Correa Hernández, hizo un llamado a las autoridades para que no se autorice la siembra de maíz transgénico, pues pondría en riesgo de extinción al grano nacional.
En el foro "La bioseguridad alimentaria frente a la introducción de maíz transgénico en México", comentó que los campesinos consideran a los maíces nativos o criollos como patrimonio genético de los mexicanos por lo que se oponen al cultivo de transgénicos.

"El gobierno federal deberá formular y ejercer las acciones necesarias para conservar la diversidad genética del maíz mexicano en todo el territorio nacional", dijo.

El dirigente campesino acusó que los transgenes se han introducido en algunas variedades tradicionales de maíz en México, lo cual ha sido confirmado mediante investigaciones científicas.

Ante ello, propuso que a partir de 2009 los programas y presupuestos de desarrollo rural incluyan los recursos necesarios para apoyar a los productores rurales en la protección y conservación de la biodiversidad única de las razas locales de maíz mexicano.

Asimismo pidió al gobierno impulsar la formación de bancos de semillas comunitarios, programas de capacitación y extensión para los productores, incluso a las dependencias especializadas formular y poner en práctica métodos adecuados para monitorear y detectar la propagación de transgénicos.

Correa Hernández afirmó que la Central Campesina Cardenista apoyará a las organizaciones y a los productores que consideran inaceptable la propagación de transgénicos.