Notimex
México.- El cineasta rumano Cristian Mungiu, ganador de reconocimientos en los festivales de cine de Cannes y San Sebastián, negó que por ahora Hollywood se encuentre entre sus planes a pesar de que el cine de su país es incipiente.
En entrevista con Notimex afirmó: "La cinematografía rumana se encuentra en pañales, pero evoluciona a pasos agigantados; ahora, lo importante es mantener ese nivel y acaso, mejorar la calidad de nuestras producciones".

Mungiu, ganador de la Palma de Oro en Cannes y una de las máximas preseas en San Sebastián dijo que "nunca he pensado, mucho menos soñado llegar a Hollywood con alguna de mis películas (...) hay mucha gente dentro de la industria que quiere trabajar con México".

El cineasta agregó que "soy muy precavido, porque para mí, lo más importante es guardar mi libertad artística. Es una ventaja hacer películas de bajo presupuesto, pues se tiene plena libertad de lo que uno quiere hacer".

Su filme galardonado "4 Meses, 3 Semanas, 2 Días", fue realizado con 6.5 millones de pesos. "Es un logro tener una obra que en breve se estrenará" a la fecha ha sido vista en Francia, Polonia, y por más de 40 mil italianos.

"El ABC de mi técnica para hacer películas es, en primer lugar, concentrarme una historia clara; y cada secuencia viene a una claridad mayor de la historia, no dejar cabos sueltos en la película, y no olvidar que me debo al público", consideró.

El cineasta, quien se encuentra en México como parte del V Festival Internacional de Cine de Morelia, que se realizará del 5 al 14 de octubre entrante, recordó su primer acercamiento al séptimo arte.

Apuntó que se dio justamente el día de su nacimiento, en Rumania, en 1968, ya que el hospital donde atendieron a su madre era un gran patio que eventualmente es ocupado como set cinematográfico.

Mungui manifestó que hasta el momento no acaba de asimilar ni la Palma de Oro, ni el Galardón de San Sebastián, porque en ambas competencias estuvo al lado de actores consagrados "que son como personajes de fantasía para él".

Sigue

Rechaza cineasta rumano que Hollywood...dos...él"

Agradeció que en ambos festivales hayan existido criterios inteligentes para premiar sus maneras de hacer cine, y por nombres destacados.

Aunque la Palma de Oro es un premio que tradicionalmente esperan los cineastas de larga trayectoria, a su corta edad y con la presea en las manos Mungiu se dedicará ahora a buscar nuevas y apasionantes historias.

Ahora, añadió, entrará en una etapa de descanso, pero primero viajara con su película a Toronto, Canadá, y luego se trasladará a San Sebastián para recoger su premio.

Mencionó que se mantiene a la caza de historias contemporáneas y los temas de su atención son la vejez, la manera en que las pequeñas comunidades del mundo son afectadas por el capitalismo y los niños abandonados por sus padres que van a otro país a trabajar.