Lourdes de Koster
"Yo creo que ya todos estamos grandecitos para hacernos responsables de nuestros actos", dijo Rubén Moreira Valdés al referirse a los diputados federales que hace algunos días aprobaron la reforma electoral federal que ahora pasa a los estados para su revisión, rechazo o aprobación.

El dirigente estatal del PRI señaló que, en el caso de Coahuila, los legisladores son libres de manifestar y votar conforme lo que ellos consideran que es lo correcto.

En este sentido, 20 diputados del PRI ya le presentaron argumentos que fundamentan la negativa de su voto para modificar la Constitución.

Están en su derecho y obviamente lo pueden ejercer a favor o en contra. Rubén Moreira aclaró que ni uno solo se mostró a favor de la reforma electoral. "Los legisladores están muy ciertos del hecho de que se interviene en la soberanía de una entidad federativa, es un hecho incontrovertible e incuestionable, se ven trastocadas las facultades de los estados".

En otra parte de la entrevista, Moreira Valdés habló de la reforma judicial que se someterá a la discusión de los estados. "Creo que si algo bueno queda de esto, es que en las entidades federativas se puede disentir y el hecho de que alguien disienta, independientemente del resultado final, provoca y da pie a que podamos reflexionar".

Dijo que conoce el Código Penal que propuso el PAN, y no atenta contra la soberanía de los estados, sino contra los ciudadanos.

"Yo en lo personal no estoy de acuerdo con darle más facultades a la Policía como decía ese Código Penal, pero lo que leí me espantó".