Mafra, Portugal.- El presidente ruso Vladimir Putin dijo ayer que la operación de un escudo de misiles de Estados Unidos cerca de la frontera rusa tiene similitudes con la crisis de misiles cubana en la década de los 60.
"Tal amenaza está siendo colocada en nuestras fronteras", dijo Putin en una rueda de prensa al concluir la cumbre entre Rusia y la Unión Europea.

Asimismo, el Presidente ruso sugirió que las tensiones eran mucho menores que durante la crisis cubana debido a que las relaciones ruso-estadounidenses han mejorado desde la Guerra Fría. dijo que siente que Estados Unidos está escuchando las preocupaciones de Moscú sobre sus planes misilísticos.

Agregó que su relación con el presidente estadounidense George W. Bush, a quien calificó de amigo, contribuye a solucionar problemas en las relaciones bilaterales.

Putin y líderes de la UE dieron un giro positivo a la cumbre portuguesa de ayer. Muchos observadores alentaban pocas expectativas sobre la reunión dadas las disputas entre Moscú y la unión de 27 naciones por cuestiones como energía, derechos humanos y los Balcanes.

Hablando a la prensa, Putin, el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso y otros dirigentes de la UE caracterizaron reiteradamente las conversaciones de "abiertas, francas y productivas".

Sin embargo, ambas partes no lograron firmar un nuevo acuerdo de cooperación para reemplazar otro que está por expirar, y los únicos resultados concretos anunciados fueron dos convenios menores, sobre narcotráfico y exportaciones siderúrgicas.