Notimex
México.- La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Patricia Espinosa Cantellano, aclaró que no existe participación alguna de agentes de seguridad colombianos encubiertos en territorio mexicano.
En la Cámara de Diputados, en el marco de la Glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Felipe Calderón, aseveró que en materia de seguridad la cooperación entre el gobierno de México y cualquier autoridad extranjera "invariablemente se encuentra dentro del marco legal".

En su comparecencia, la funcionaria sostuvo que el intercambio de información que se tiene con autoridades colombianas se desahoga a través de los mecanismos institucionales que han sido creados para ello, por ejemplo el Grupo de Alto Nivel en Seguridad y Justicia.

Ante el señalamiento del secretario de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, Roberto Badillo Martínez, de la supuesta presencia de agentes colombianos encubiertos en México, aclaró que esas actividades se deben hacer con el consentimiento de la nación donde se llevarán acabo.

Además, agregó, deben apegarse a lo dispuesto por el derecho internacional en la materia, como se establece en la Convención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas de 1988.

Esa disposición señala que "las partes podrán prestarse cualquier otra forma de asistencia judicial recíproca autorizada por el derecho interno de la parte requerida", refirió la canciller, quien comentó que esta mañana conversó sobre ese asunto con el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón.

El acuerdo en materia de seguridad con Estados Unidos, enfatizó, no es ninguna copia del Plan Colombia ni involucra la presencia de agentes extranjeros.

La seguridad de México está definida en función del interés nacional, por lo que "de ninguna otra variable depende este tema tan importante para el futuro de nuestro país", dijo.

En México, reiteró, "no hemos planteado nada que sea similar al Plan Colombia, que en su momento adoptaron dos países soberanos en ejercicio de las facultades que cada uno tiene y sobre el cual, no es nuestro papel pronunciarnos".

Respecto a la lucha contra el narcotráfico, manifestó que México ha insistido a Estados Unidos que asuma su responsabilidad para controlar el tráfico de armas, de precursores químicos, de pseudoefedrina, que ingresa a territorio nacional.

"Ese ha sido un tema central del planteamiento mexicano, de la misma manera como nosotros estamos colaborando a evitar el paso de la droga de nuestro territorio hacia Estados Unidos", indicó.

En la comparecencia, el diputado federal Edmundo Ramírez Martínez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), expuso que la evaluación en el tema migratorio en los primeros 10 meses del sexenio es negativa.

En la tribuna de San Lázaro, el priista dijo que el maltrato a los inmigrantes ya no se limita a Estados Unidos, porque en Canadá se dan casos de acoso, abandono y explotación laboral extrema.

En contraparte, Luis Fernando Rodríguez Ahumada, del Partido Acción Nacional (PAN), defendió la política exterior mexicana, pero admitió que se requiere salvaguardar el flujo migratorio y los derechos humanos e intereses de los mexicanos en el extranjero.

"Detener la migración no es asunto de erigir muros o militarizar las fronteras. Por el contrario, es cuestión de tender la mano y fortalecer la economía regional para brindar las oportunidades de desarrollo", expresó.

En tanto, el diputado Cuauhtémoc Sandoval, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) consideró que existe participación de militares colombianos en la Procuraduría General de la República (PGR), como parte de la estrategia para aplicar un plan de seguridad como el de ese país sudamericano.