Notimex
Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI recibió hoy en audiencia privada en el palacio apostólico del Vaticano a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, por espacio de unos 40 minutos.

El encuentro se dio en un ambiente de cordialidad y Bachelet saludo al líder de la Iglesia católica en alemán, lo cual fue calificado por el portavoz vaticano Federico Lombardi como un gesto de amistad.

Poco después de las 11:06 hora local (09:06 GMT) en la sala del Troneto antecámara de la biblioteca apostólica, Benedicto XVI dio la bienvenida a su huésped, quien afirmó que era 'un placer estar aquí, representando al pueblo chileno'.

Después ambos pasaron al interior del despacho papal y comenzaron a dialogar en alemán.

Acompañaron a la presidenta sudamericana Eduardo Frey Ruiz-Tagle, presidente del Senado, Enrique Tapia, presidente de la Corte Suprema, Patricio Walter, presidente de la Cámara de Diputados y Alejandro Foxley, ministro de Relaciones Exteriores.

También la diputada María Angélica Cristii, Jorge Matute, el representante de los petroleros chilenos Jorge Matute, la dirigente de centros culturales mapuches Isolde Reuque y el futbolista seleccionado nacional de la Sub-20, Nicolás Medina.

Al finalizar el encuentro privado se pasó a la presentación de la comitiva e inmediatamente después al intercambio de regalos.

Bachelet obsequió al líder católico una escultura en madera que representa un carruaje típico de la fiesta de Cuasimodo, que es una celebración del centro de Chile religiosa y cultural.

Al entregar el regalo comentó que la idea de llevarlo se la sugirió el cardenal arzobispo de Santiago de Chile, Francisco Errazuriz.

Junto con ello, Bachelet obsequió tres libros con fotografías de 40 diversas iglesias de su país en las cuales su gobierno llevo a cabo labores de restauración.

'Estas iglesias son patrimonio nacional de Chile y nuestra administración esta empeñada en la restauración de estos edificios que han sido destruidos después de diversos terremotos', señaló la presidenta.

Por su parte, Benedicto XVI le donó una medalla de oro de su pontificado encuadrada en una base de madera tallada dentro de un fino estuche de piel blanca además de un rosario y una serie de monedas.

Al terminar la audiencia Bachelet se dirigió a la secretaria de Estado, donde fue recibida en privado por el cardenal Tarcisio Bertone y por el encargado para las relaciones con los Estados de la sede apostólica, Dominique Mamberti.