NOTIMEX
Madrid, España.- Germán Dehesa fue galardonado hoy con el IV Premio Don Quijote de Periodismo Rey de España por su 'combinación imaginativa' al sintetizar el idioma español con el habla popular de su país.
El galardón, en la XXV edición de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, lo logró gracias a su artículo 'íAh, que tiempos!', publicado en el diario mexicano Reforma el 22 de junio de 2007.

Sobre la concesión de este premio desde 2005, el rey Juan Carlos de España expresó 'el pleno respaldo de la Corona al propósito de estimular la calidad linguística en los medios'.

El jurado consideró en el trabajo de Dehesa 'la combinación imaginativa de las palabras que demuestra plasticidad, riqueza y vitalidad de la lengua de Miguel de Cervantes, experimenta el léxico con maestría y llama la atención del lector con ironía y buen humor'.

En una ceremonia, el monarca entregó los Premios que, concedidos por el gobierno español y la agencia Efe, reconocieron además de el mexicano, el trabajo de otros periodistas de Argentina, Brasil, Colombia y España.

Destacó en su mensaje que los galardonados con el premio que lleva su nombre 'ejemplifican el buen periodismo que brinda a la sociedad información seria, rigurosa y crítica a la que los ciudadanos tienen derecho a acceder'.

'Los premiados demuestran, igualmente, que el quehacer del periodista puede alcanzar el máximo grado de calidad, precisión e impacto en cualquiera de sus modalidades y soportes', afirmó.

Añadió que 'vivimos una nueva era de la información, en la que hemos de mantener intactos los valores de la exactitud, imparcialidad y veracidad, como apuntó el Congreso Mundial de Agencias de Noticias, celebrado el pasado mes de octubre en Estepona'.

La secretaria de Estado de Cooperación y presidenta del jurado, Leire Pajín, recordó a su vez el valor de los periodistas por sus denuncias a los actos contra los derechos humanos, y que tanto sólo este año ocho periodistas han muerto en su ejercicio profesional.

'Ser periodistas es poner en juego la vida en más de un país', expuso la representante del gobierno, quien reflexionó sobre qué sería de las víctimas que recogen cada uno de los reportajes premiados si no fuera por el trabajo de los periodistas.

Por ello, resaltó la labor de periodistas que arriesgan su vida por contar y descubrir historias ante las que poderosos quisieran silenciar a los medios.

El también mexicano Raúl Alejandro Estrella Valdés obtuvo el Premio de Fotografía por la imagen, aparecida en el diario El Universal el 19 de octubre de 2006, de un presunto delincuente amarrado a un poste tras ser detenido por vecinos en el estado de Oaxaca.

El jurado destacó 'la fuerza dramática que retrata la situación de violencia que amenaza a las democracias y muestra los riesgos de que la sociedad trate de tomar justicia por su mano, cuando extiende la impunidad y dejan de respetarse los derechos humanos de la población'.

El Premio de Televisión fue para Antonio Sacaluga y su equipo por 'La lucha de las mujeres', cuatro reportajes emitidos por el programa 'En Portada' de Televisión Española en 2007, que analiza lavida de mujeres en el mundo que luchan contra la opresión.

El galardón de Radio lo logró el español Fran Sevilla por 'Las madres de Ciudad Juárez', especial transmitido en diciembre de 2006 por Radio Nacional de España (RNE) y protagonizado por ocho madres de jóvenes desaparecidas y muertas en esa ciudad del norte de México.

El de Prensa se entregó al equipo de la revista Semana de Colombia, que dirige Alejandro Santos, por la serie de reportajes 'La parapolítica' sobre acciones de paramilitares y sus conexiones con políticos, publicados de septiembre a diciembre de 2006.

Los también colombianos José Rubiel Lame y Juan Pablo Noriega ganaron el Premio de Periodismo Digital por 'Los Yupkas, un pueblo guerrero', publicado en eltiempo.com en marzo de 2007 sobre una tribu en Colombia cuyos integrantes no miden más de 1.40 metros.

El Premio Iberoamericano se concedió al brasileño Rodrigo Cavalheiro y al argentino Javier Drovetto, por los reportajes 'A rota da propina' y 'La ruta de la coima', publicados en abril de 2007 por el diario Zero Hora de Porto Alegre, Brasil, y Clarín de Buenos Aires.

Los trabajos abordan un enfoque binacional de un problema de corrupción de policías a camioneros de ambos países en sus fronteras, lo que se considera un ejemplo de colaboración de dos medios de países iberoamericanos para un mismo tema.