Redacción
Saltillo, Coah.- La violencia que se vislumbraba en la región finalmente llegó a Saltillo, cuando dos comandantes de la Policía Estatal fueron interceptados por desconocidos y ejecutados en un lote baldío la tarde de ayer, siendo trasladados con vida a diversos hospitales donde perecieron instantes después.
Hugo Eleazar Sandoval Córdoba y Víctor Adán Uresti Maldonado viajaban en un automóvil Grand Marquis cuando fueron "levantados" y ultimados por sus agresores, siendo su compañero Francisco Hernández Treviño quien se salvó de morir al no convertirse en blanco de los criminales.

 

LOS HECHOS


Alrededor de las 16:45 horas, los tres elementos policiacos circulaban por el bulevar Nazario Ortiz con dirección al norte, a bordo de la patrulla 4042, cuando en el cruce con la calle Juan Pablo Rodríguez una camioneta blanca tipo Avalanche y un Mustang Rojo les cerraron el paso.

De los vehículos descendieron cuatro individuos, que tras bajar por la fuerza a Hugo Eleazar y a Víctor Adán Uresti de su unidad los abordaron en los suyos, para dirigirse a un terreno abandonado ubicado al final de la diagonal Juan Pablo Rodríguez, en la colonia Doctores.

Mientras los dos comandantes "levantados" eran llevados al despoblado, Francisco Hernández permanecía adentro de su unidad activando el Código Rojo, siendo instantes después cuando escuchó varias detonaciones.

Aparentemente, Hernández Treviño recorrió varios metros en la patrulla y antes de llegar al baldío vio los cuerpos tirados de sus compañeros, mientras se encontraba de frente con los agresores que habrían tomado nuevamente Nazario Ortiz para enfilarse hacia el bulevar V. Carranza y de ahí tomar la carretera Saltillo-Monterrey.

 

GRAN MOVILIZACION

Minutos después, una gran cantidad de patrullas y ambulancias de diversas corporaciones se dieron cita en el lugar de los hechos, provocando una confusión vial en las calles aledañas, que para esos momentos comenzaban a ser sitiadas por las autoridades.

Entre el movimiento que se registraba por todo el sector, una patrulla municipal chocó contra una ambulancia de Bomberos que acudía a prestar ayuda, ya que el reporte del Sistema de Emergencias avisaba sobre la presencia de personas lesionadas en el lugar.

Con la llegada de peritos de la PGJE y altos mandos de la misma dependencia, así como de la Policía Ministerial y la propia Estatal, el lugar fue acordonado para comenzar las investigaciones, así como para recabar evidencias.

Poco después, elementos del Ejército Mexicano llegaron para apoyar en las labores de resguardo del sitio asegurado, mientras los especialistas forenses contabilizaban por lo menos nueve casquillos realizados con arma .9 milímetros.

Mientras en el Hospital Muguerza uno de los lesionados, que al parecer era Hugo Sandoval, dejaba de existir, en la Clínica La Concepción sucedía lo mismo con el otro comandante, sobreviniendo el desenlace debido a los balazos que recibieron.

En primera instancia, las autoridades señalaron que el cuerpo de Hugo Sandoval presentaba en total cinco impactos de bala, tres en el tórax, uno en el cuello y uno más en la cabeza, mientras Víctor Uresti tenía cuatro heridas distribuidas en la mismas regiones que su compañero.

 

VARIAS LINEAS DE INVESTIGACION

Horas después, el procurador de justicia en la entidad Jesús Torres Charles, ofreció una conferencia de prensa donde anunció las primeras hipótesis de lo ocurrido, manifestando que existen varias líneas de investigación al respecto, aunque no se pueden dar a conocer por cuestiones de seguridad.

Sin embargo, manifestó que lo sucedido pudo haber sido consecuencia de los hechos registrados últimamente, donde las autoridades han destruido los planes de la delincuencia organizada en diversos sectores de la ciudad.

Actualmente, las instancias policiales ya reciben órdenes de actuación para investigar lo sucedido, sin descartar ninguna de las posibles líneas que se tienen hasta el momento, por lo que ya se abrió una investigación contra el comandante Francisco Hernández Treviño para llegar al fondo del caso.

Por lo pronto, carreteras como la Saltillo-Monterrey, además de la vía a México, se encuentran en constante actividad para tratar de ubicar a los vehículos señalados en caso de que quieran dejar la ciudad, mientras las autoridades de Nuevo León ya fueron puestas en alerta sobre tal situación.


Frase:
"Es probable que fueran por esas dos personas (los asesinados), pero como eran cuatro las personas y tres los oficiales sólo pudieron someter a dos, aunque se investigará".
Jesús Torres Charles, Procurador de Justicia Coahuila.

Víctima: Hugo Eleazar Sandoval Córdoba
Cargo: subdirector administrativo y supervisor regional de la Policía Estatal.

Víctima: Víctor Adán Uresti Maldonado
Cargo: comandante regional Sureste de la Policía Estatal.

Nombre: Francisco Hernández Treviño
Cargo: comandante de la Policía Estatal