Notimex
Los 400 mejores estudiantes del ramo de 76 países del mundo arribaron a Mérida, Yucatán, para participar en la XL Olimpiada Internacional de Física que tendrá lugar del 12 al 19 de julio.
México.- El presidente del Comité Internacional de la Olimpiada de Física, Hans Jordens, afirmó que al ser México sede de la Olimpiada se coloca en el mapa del mundo como un país que hace ciencia de primer nivel y que, por lo tanto, puede organizar un evento de esta magnitud.

En un comunicado de la Academia Mexicana de Ciencias detalló que por primera vez en la historia de la Olimpiada, México es el país anfitrión de la segunda olimpiada internacional más grande del mundo, después de la de matemáticas y en la que participan jóvenes menores de 20 años que cursan educación media y media superior.

Además de demostrar sus habilidades en la física a través de exámenes teóricos y prácticos, los participantes tendrán la oportunidad de realizar intercambios culturales, visitar sitios arqueológicos y asistir a las conferencias que impartirán destacados especialistas.

Este año, las conferencias estarán a cargo de Jaime Urrutia Fucugauchi, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien hablará sobre el Cráter de Impacto del Chicxulub y el límite Cretáceo/Terciario.

A su vez, el Premio Nobel de Física 1993 e investigador de la Universidad de Princeton Joseph Hooton Taylor impartirá la conferencia Púlsares Binarios y Gravedad Relativa.

En tanto, Arturo Menchaca Rocha, investigador del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se referirá a su proyecto "En busca de cámaras ocultas en la Pirámide del Sol de Teotihuacán... usando física".

Hans Jordens señaló que para los estudiantes que acudirán a México será una experiencia única en su vida, entre otras razones, porque será la primera vez que se encuentren con otros jóvenes que sienten la misma fascinación por la física y por la ciencia en general.

El investigador de la Universidad de Groningen, en los Países Bajos, aseguró que los asistentes a la olimpiada serán futuros líderes en el campo de la física y que su participación en la contienda implicará un gran impulso en sus carreras.