LA JORNADA
México, D.F. .- Elementos de las fuerzas armadas mexicanas (558 soldados y marinos) recibieron en 2006 más de 50 cursos de entrenamiento y capacitación en lucha antiterrorista, operaciones especiales, análisis e inteligencia, seguridad portuaria en muelles y buceo de combate, en instalaciones militares nacionales y de Estados Unidos.
Como parte del programa de apoyo militar del gobierno de Estados Unidos para el año fiscal 2006, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Armada recibieron financiamiento del país vecino por 534 mil 896 dólares.

De acuerdo con el informe de entrenamiento militar en el exterior del Congreso de Estados Unidos para dicho año -documento del cual La Jornada tiene copia-, los cursos también incluyeron temas legales y de capacitación para el mantenimiento de aviones y equipo de vuelo.

La participación de militares y marinos mexicanos en entrenamientos en el exterior era conocida desde hace tiempo, pero no la impartición de cursos en territorio nacional por soldados estadunidenses.

Destaca el curso de entrenamiento para el análisis de base de datos de inteligencia en tiempo real, que ese llevó a cabo en la ciudad de México del 5 al 9 de junio de 2006, en el que participó la Fuerza de Tarea Conjunta Norte (Joint Task Force North) y fue recibido por 20 elementos del Ejército y la Armada.

El curso contraterrorismo nivel uno y dos fue impartido a tres militares (un instructor del Colegio Militar, otro del Centro de Entrenamiento de Fuerzas Especiales y un elemento de la primera compañía del segundo batallón de Fuerzas Especiales del Ejército) en el fuerte Lackland, Texas, sede de una de las principales academias de la fuerza aérea de Estados Unidos.

El curso planeamiento/cálculo de necesidades lo recibieron 29 efectivos (pertenecientes a la tercera y quinta regiones navales y a las Fuerzas Especiales del Golfo y del Pacífico) del 9 al 19 de septiembre del año anterior.

La clase administración internacional de recursos de defensa se llevó a cabo en las instalaciones del Centro Superior de Estudios Navales del 8 al 19 de mayo del año anterior.

En tanto, el curso inteligencia en el combate al terrorismo, con duración de 18 días, lo recibió un alto mando de la Sedena en el fuerte Huachuca, Arizona, donde se encuentra el centro de inteligencia del ejército de Estados Unidos.

También destaca el curso maniobras conjuntas en el mar, que recibió un alto mando de la segunda Región Naval en el Colegio de Norfolk, Virginia.

Llama la atención que dos integrantes de las Fuerzas Navales del Golfo y del Pacífico hayan recibido el entrenamiento operaciones especiales de combate al terrorismo en Hurlburt Field, Florida, sede del comando de operaciones especiales de la fuerza aérea estadunidense.

Mientras, 44 marinos de diversos sectores y zonas navales, así como tripulantes de patrullas interceptoras, tomaron el curso de adiestramiento seguridad portuaria de los muelles, enfocado básicamente a impedir actos terroristas contra embarcaciones y puertos. La capacitación tuvo lugar en Manzanillo, Colima, y el puerto de Veracruz.

Un elemento de la Armada fue entrenado en combate de buceo militar de fuerzas especiales en Fort Bragg, donde recibieron adiestramiento en los años noventa los elementos del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales del Ejército, de cuyas filas saldrían después los fundadores del grupo de sicarios del narcotráfico Los Zetas.

Por otra parte, 127 técnicos y pilotos de la Armada y de la Fuerza Aérea Mexicana recibieron los cursos aspectos legales en el combate al terrorismo y jefe de tripulación de helicópter", impartidos por instructores del fuerte Lackland, en instalaciones navales de Veracruz y Quintana Roo, así como en la sede del Escuadrón 202 de la Fuerza Aérea.

Al inicio del gobierno de Vicente Fox, el entonces titular de la Sedena, general Ricardo Clemente Vega García, se mostraba totalmente en contra de que elementos del Ejército recibieran cursos del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa (CEDH), con el argumento de que éste era la punta de lanza del gobierno y del ejército estadunidenses para imponer su política a los países latinoamericanos.

Sin embargo, con el tiempo cambió de opinión, al grado de que 200 oficiales del Ejército recibieron en 2006 cursos del CEDH, tanto en Estados Unidos como en la Escuela Superior de Guerra.

También elementos de la Armada participaron en esta capacitación, aunque es conocida la tradicional apertura de los marinos en este tema.

Por otra parte, 59 oficiales de la sección segunda de inteligencia de la Sedena, oficiales de sanidad y de ingeniería recibieron cursos en el Heroico Colegio Militar, la Escuela Superior de Guerra y el Colegio del Aire sobre administración de equipo móvil de atención de traumas. Otra capacitación fue en aspectos legales, impartida a 40 elementos del estado mayor general de la Armada, de zonas y de regiones navales y del estado mayor de la Sedena.