Arturo Estrada
Saltillo, Coah.- Al corte de la primera edición de la campaña para colectar celulares, la Procuraduría Federal Medio Ambiente recibió 260 aparatos de todas partes del estado.
El delegado de la Profepa, Anastasio Carranza García, advirtió que no se puede calificar ni comparar los resultados, ya que es la primera vez que se realiza la acción encaminada a evitar que los móviles, pilas y accesorios de telefonía celular lleguen a los rellenos sanitarios de la entidad.

El Comité de Empresas Certificadas en Industria Limpia aportó 44 contenedores, los cuales fueron instalados en las industrias participantes, oficinas del Estado, así como en las representaciones de la Profepa.

Las empresas que participan en esta campaña, por mencionar algunas, son Cementos Apasco, Bebidas Arca, Tostadores y Molinos, Ameq, DaimlerChrysler, Fersinsa Gist Brocades, Mabe, General Motors, Grupo Ecológico del
Norte, Kimberly Clark y Grupo Bioquímico Mexicano.

Este programa pretende recuperar celulares que eran dispuestos en la basura doméstica; pues, a pesar de que estos aparatos no son residuos peligrosos como tales, sí poseen materiales que potencialmente se podrían convertir en eso.

En esta ocasión las empresas e instituciones reconocidas realizaron esta actividad entre el personal que labora en estos centros de trabajo, y en el caso de la UTC, también entre el alumnado.

Anastasio Carranza comentó que para la segunda etapa que iniciará en enero se integrará un mayor número de organismos en todo el estado para aumentar el número de artefactos recolectados.

"No tenemos un parámetro contra qué comparar aún, hay entre 4 y 5 millones de celulares en el país, un celular tiene un periodo de vida de un año y año y medio aproximadamente, entonces la cantidad de celulares en desuso es
bastante considerable y lo que buscamos es hacer una correcta disposición de los mismos", comentó.