Universal
México, D.F.- Sigue siendo un beneficio para las empresas, otorgar vales de despensa como una prestación, a pesar de que ya no vayan a ser deducibles a partir de la aplicación del Impuesto Empresarial a Tasa Unica (IETU), señaló Marco Antonio Martínez Vázquez, director general de las Sociedades Emisioras de Vales, AC.
"Si se pagan en efectivo se tienen que pagar costos sociales mayores, como es el servicio del Seguro Social, más aguinaldo, más prima vacacional, más impuestos al salario al activo, es mejor mantenerlo como una prestación", explicó.

El especialista destacó la importancia en el rubro social, ya que la industria de los vales en México ocupa a más de 3 mil empleados y beneficia a 4 millones de trabajadores, multiplicados por el promedio de una familia alcanza el beneficio a 20 millones de personas.

Los vales de despensa tienen más de 25 años de haberse implementado en México y han apoyado la economía familiar y las amas de casas prefieren recibir de su esposo vales de despensa al efectivo, porque saben que no llegará esa misma cantidad a su hogar, destacó.

El promedio que reciben los trabajadores en México en vales de despensa mensualmente es alrededor de 600 pesos, señaló Martínez Vázquez.