Édgar González
Guagalajara, Jal.- A los estados les conviene más rentar helicópteros por contratos multianuales para el combate de incendios forestales, porque siempre tendrán aeronaves a su disposición, y lo mejor, abaratarán costos, explicó Jaime Páez, gerente de la Comercializadora Inova de Monterrey.
Inova está presente en la Expo Forestal, por ser la única empresa de México, en dedicarse al 100 por ciento a la venta de productos para el combate de incendios forestales. Este año presentan un nuevo vehículo todo terreno, adaptado por la comercializadora para transportar químicos a lo alto de las sierras y en caminos difíciles. Además también presentaron el único retardante de incendio que puede sustituir, en el momento del siniestro, los duros trabajos de realizar brechas a pico y pala, como se hace actualmente con las brigadas, tanto del Ejército Mexicano como de la Conafor.

Pero la empresa también empieza a combinar la renta de aeronaves de combate a incendios forestales en México con contratos de empresas norteamericanas. Páez Moreno explicó que los estados deben contemplar la renta de helicópteros y no la compra de ellos, para que les salga más barato en caso de un siniestro.

Puso como ejemplo el caso de Nuevo León, en donde el Gobierno Estatal se convenció de que es mejor rentar helicópteros que adquirirlos. Lo más común es que las entidades se enfrenten primero a hacer una fuerte inversión, posteriormente atiendan la carencia de pilotos capacitados para el combate a incendios y enseguida a la difícil tarea de enviar a mantenimiento los helicópteros.

"Tener un helicóptero operativo al 100 por ciento implica mantenimiento, partes, papelería y permisos, cuando todo eso entra a una máquina burocrática como es el Gobierno, muchas veces se tarda y eso hace que la operación tenga muchas interrupciones", dijo. La disponibilidad de un helicóptero en renta es a partir de los 600 mil pesos mensuales, esto quiere decir, que la empresa se compromete a entregar en renta un aparato cuando el Estado la necesite. La renta llega hasta los 24 mil pesos por hora de vuelo en el combate a un incendio forestal.