Notimex
La Comisión Europea ratificó su respaldo a México en la lucha contra el crimen organizado y reconoció el esfuerzo del país por mejorar el respeto a los derechos humanos.
En conferencia de prensa para conmemorar los 20 años del establecimiento de la Oficina de la Comisión Unión Europea en México, la jefa de la delegación de ese organismo, Marie-Anne Coninsx, aseguró que la Unión mantiene una preocupación por el incremento de las actividades del crimen organizado en territorio mexicano.

Por ello, ratificó la intención de trabajar de manera conjunta con México para combatirlo.

La funcionaria anunció también que a partir del 1 de diciembre entrará en operación el Tratado de Lisboa, mediante el cual cambian las reglas de operación en la directiva de la UE con presidencias de dos años y medio, en lugar de las rotativas de seis meses como venía operando.

También informó que en los próximos meses la Unión Europea (UE) trabajará en conjunto con México en tres ramos estratégicos: la creciente inseguridad y el crimen organizado transnacional, la promoción de los derechos humanos y el cambio climático.

Sobre el primero de los temas dijo que los europeos mantienen su respaldo y apoyo al gobierno mexicano a través de intercambio de información y acuerdos de capacitación, ante el incremento de la inseguridad que se ha vivido en el país.

Sin embargo, aseguró que hasta ahora no hay información que demuestre la presencia de cárteles mexicanos en el Viejo Continente.

Sobre los derechos humanos señaló que tanto México como los países europeos mantienen un intenso trabajo para su promoción y garantía, e incluso reconoció el esfuerzo del país por mejorar en su respeto a pesar de la lucha contra el crimen organizado en la que interviene el Ejército.

Acerca del cambio climático reconoció el esfuerzo de México por proponer un esquema de corresponsabilidad, vinculante y multilateral, precisamente como el que busca Europa para la Cumbre de Copenhague del próximo mes.

Marie-Anne Coninsx agregó que está convencida de que la disminución sustancial en la emisión de gases de efecto invernadero sólo se podrá lograr si se esfuerzan en ello tanto los países desarrollados como los que están en vías de desarrollo.

A su vez, Paul Bonnefoy, primer consejero de la delegación, informó también que sigue en marcha la revisión de los acuerdos complementarios al Acuerdo Marco que mantienen Europa y México.

Explicó que se revisa el sector agropecuario, los servicios y las inversiones, aunque se trata de temas difíciles que aún tardarán en analizarse.

Confió en que las negociaciones concluyan antes del plazo previsto para 2011, aunque señaló que en general el acuerdo comercial que mantienen México y Europa desde hace casi 10 años ha contribuido a incrementar de manera importante el comercio y las inversiones bilaterales.

De enero de 1999 a junio del presente año las empresas con capital de la UE hicieron inversiones en México por 76 mil 765 millones de dólares, que representan 34 por ciento de la inversión extranjera directa recibida en ese lapso.

El crecimiento promedio anual del comercio bilateral fue de 6.8 por ciento, lo que demuestra los buenos resultados del acuerdo vigente hasta la fecha.