Notimex
El gobierno del presidente Felipe Calderón está muy comprometido en su lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, afirmó Mario Iguarán Arana, fiscal general de Colombia.
México.- También estableció que en el combate contra las organizaciones vinculadas al tráfico de enervantes es fundamental, "y determinante, como siempre, la presencia de Estados Unidos".

Entrevistado en el marco del foro Seguridad y Derechos Humanos: Base Para el Progreso en México y Colombia, consideró que la lucha contra este cáncer social exige trabajo de cooperación internacional, con una serie de convenios de extradición y de asistencia judicial.

Pero además, dijo, se requiere de la alianza interinstitucional, "ya que esta lucha no es sólo de jueces y fiscales, se requiere también de la participación del Ejército, incluso de autoridades de otros sectores", aseveró.

Manifestó que es muy importante contar con unidades en los ministerios de Hacienda, en el sector bancario, bursátil o de aseguradoras, a fin de que proporcionen toda la información de transacciones sospechosas.

Aseguró que el plan Colombia ha sido la mejor experiencia para su país, pues le ha permitido diseñar y desarrollar una serie de estrategias, programas y proyectos de lucha contra la criminalidad organizada, en particular la vinculada con el tráfico de drogas.

Gracias a este plan, agregó, Colombia ha desarrollado una estrategia militar para destruir laboratorios dedicados al procesamiento de cocaína.

Insistió en que gracias a esta estrategia su país ha podido adelantar el programa de erradicación de cultivos ilícitos en regiones muy apartadas.

"A través de este plan la justicia colombiana ha podido implementar un nuevo sistema de procedimientos penales que muestra resultados positivos y que nos enseñan realmente que el viejo sistema no estaba cumpliendo con su tarea", subrayó.

El fiscal general indicó que el plan Colombia ha sido muy provechoso para su país y que "hemos visto que la asistencia financiera y técnica de Estados Unidos ha sido muy respetuosa de la autonomía, independencia y soberanía de nuestra nación".

"Me reduzco a decir que si no hubiéramos podido hacer lo que hemos hecho en la lucha contra el narcotráfico no sé qué habría sido de Colombia hoy en día," comentó.

Señaló que ha habido avances importantes tras la firma del acuerdo de Cuernavaca que suscribieron Colombia, México y Estados Unidos, así como naciones de Centroamérica que están comprometidas en la lucha contra el tráfico de estupefacientes y el terrorismo.

Sin embargo, reconoció que las organizaciones criminales no sólo se sujetan al ámbito nacional, sino que se han extendido a otros países de la Latinoamérica, por ello expuso que es fundamental llegar a acuerdos regionales, ya que de lo contrario "nos quedaremos atrás y los delincuentes seguirán avanzando".

Enfatizó: debemos crear organismos multinacionales de defensa contra la criminalidad, donde se cuente con instituciones y mecanismos más eficaces.

Finalmente, dijo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no se ha quedado rezagada en sus recomendaciones para combatir al tráfico de drogas.