Notimex
Cd. de México.- A manera de homenaje a un cineasta mexicano y como reconocimiento a una película de probada calidad, este mediodía se exhibió de manera extraordinaria "Párpados azules", porque se va a Sundance.
En efecto, el largometraje "Párpados Azules", dirigido por Ernesto Contreras el año pasado, ya está dentro de la sección oficial World Cinema Dramatic Competition del próximo Festival Internacional de Cine de Sundance.

La película ha sido ampliamente reconocida, dentro y fuera del país. En el XXII Festival Internacional de Cine en Guadalajara, "Párpados azules" ganó como Mejor Largometraje Iberoamericano de Ficción en la sección oficial.

Dentro del mismo evento, fue galardonada como Mejor Guión (Carlos Contreras) en la sección oficial Largometraje Iberoamericano de Ficción, y ganó el Premio Mezcal del Jurado Joven a la Mejor Película Mexicana.

La prensa acreditada designó a este largometraje como Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión, Mejor Actriz y Mejor Actor. Por todo eso, obtuvo la Recomendación para los Golden Globe Awards 2008.

Se trata de un drama de ficción, de 100 minutos de duración en pantalla, realizado sobre un guión original de Carlos Contreras con fotografía de Tonatiuh Martínez y la edición de José Manuel Cravioto.

En el reparto, el largometraje lleva a Cecilia Suárez ("Marina Farfán"), Enrique Arreola ("Víctor Mina") y Ana Ofelia Murguía ("Lulita"). La producción es de Erika Avila.

Se trata de la historia de "Marina Farfán" una feliz ganadora de un viaje para dos personas a un paradisíaco lugar llamado Playa Salamandra, situación que la enfrenta a su realidad: No tiene con quién compartir su premio.

Entonces, decide invitar a "Víctor Mina", un tipo realmente desconocido a quien "Marina", acorralada por las circunstancias, decide invitar, y juntos descubren que para enamorarse no importan los escenarios idílicos, ni las situaciones ideales.

Según la trama, para ellos basta la compatibilidad para amar y mirarse a los ojos con amor. "Párpados azules" es una alegoría sobre la soledad en cualquier gran ciudad, planteada como la antítesis de la tradicional comedia romántica y llevada al cine internacional con bastante éxito.