Notimex
Equipos de rescate señalaron que además de las condiciones de poca visibilidad en el agua, los restos de la aeronave se movieron del lugar en donde en un inicio cayeron.
Nueva York, EU.- El Departamento de Policía informó hoy que fueron recuperado los dos últimos cuerpos, de las nueve víctimas mortales del accidente aéreo sobre el río Hudson, tras sacar a la superficie los restos de una avioneta.

El fuselaje de la avioneta fue localizado el lunes a casi 19 metros de profundidad en el río que une a Nueva York y Nueva Jersey, sin embargo, sólo fue posible sacarlo de las profundidades el martes.

Equipos de rescate señalaron que además de las condiciones de poca visibilidad en el agua, los restos de la aeronave se movieron del lugar en donde en un inicio cayeron.

Hasta la noche del martes los equipos de rescate con ayuda del Cuerpo de Ingeniería del Ejército, que desplazó una embarcación equipada con una grúa que facilitó la misión, sacaron los restos de la aeronave.

El accidente se registró el sábado al mediodía luego que un helicóptero de turismo de la ciudad colisionara con una avioneta y luego se impactaron contra las aguas del río Hudson.

Seis personas viajaban en el helicóptero y tres en la avioneta. Las nueve murieron.

El helicóptero fue extraído el domingo de las profundidades del río y fue colocado en un muelle donde es analizado. Ya con las piezas claves del accidente las autoridades continúan la investigación para lograr establecer sus causas.

`Estamos realizando una investigación exhaustiva. Las piezas de las aeronaves, si los motores estaban funcionando bien, se investiga todo`, dijo la presidenta de la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte, Deborah Hersman.

Agregó que para conocer las causas del accidente tendrán en cuenta las declaraciones de testigos oculares, fotografías, vídeos, las llamadas al teléfono de emergencia 911, así como las grabaciones del intercambio entre los pilotos y los controladores aéreos.

A estas naves no se les exigen tener cajas negras, por lo que las autoridades acuden a otras formas de averiguación. Se calcula que las investigaciones demoren varios meses.