Andrea Merlos y Ricardo Gómez / El Universal
Cd. de México.- La Cámara de Diputados avaló reducir de siete a seis años la sanción a clientes de instituciones bancarias, que por adeudos sean registrados en el Buró de Crédito.
Las reformas a la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia; General de Títulos y Operaciones de Crédito, y Orgánica del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, aprobadas en San Lázaro por 252 votos a favor, prevén sanciones a las instituciones bancarias que abusen de sus clientes.

Por ejemplo, se establecen multas de 200 hasta 2 mil salarios mínimos de multa, a los bancos que después de haber recibido el pago de un adeudo, tarden más de cinco días en cancelar la "ficha" del usuario.

Se establece también que las instituciones que negocien deuda con los clientes, no podrán registrar en el Buró a quien la salde, es decir, que si un usuario debe 200 mil pesos, y el banco le negocia el pago de 70 mil pesos, al momento que esta cifra se salde, no habrá más sanciones.

Al fundamentar el dictamen, el diputado Horacio Garza del PRI manifestó que con estos cambios se da respuesta a muchas peticiones de los usuarios de servicios bancarios, que exigen tener acceso a más y mejores servicios, así como a menores costos.

"Porque estimula la competencia bancaria y se complementa con nuevos esquemas más eficientes de regulación y supervisión, a fin de contar con una banca sólida, que cumpla adecuadamente su función: captar ahorro y otorgar crédito", explicó.

Uno de los principales aspectos de estas reformas, es la creación de la banca especializada, por medio de la cual, los bancos elegirán entre ser instituciones autorizadas para llevar a cabo la totalidad de las operaciones, sólo realizar las permitidas por ley o atender exclusivamente a un sector específico del mercado, con lo que la regulación de cada banco estaría acorde con el tipo de operaciones y actividades que ofrezca a los usuarios.

Se le otorgan facultades a la CNBV para realizar labores de inspección y vigilancia a las empresas que presten servicios de auditoría externa a las instituciones de crédito.

Por el PRD, el diputado Antonio Soto detalló que se cumple con el mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que declaró inconstitucional el artículo 93 de la Ley de Instituciones de Crédito, además de que se da certeza jurídica a los deudores que se encuentran tramitando amparos contra el mencionado artículo.

"El problema de la cartera vencida es un foco rojo que debe atenderse de manera prioritaria, debemos poner especial énfasis para resolverlo, ya que se prevé que la cartera vencida de tarjetas de crédito a junio de 2007 asciende a 24 mil millones de pesos y se espera cerrar el año con 22 millones de tarjetahabientes".

Esta reforma aplicará a las ventas de cartera que se realicen posterior a la entrada en vigor de este decreto.