Antonio Ruiz
Hay desconfianza en la sociedad mexicana acerca del futuro de Pemex, señala diputado federal
Son muchos los puntos de vista que se han vertido sobre la reforma energética y la modernización de Petróleos Mexicanos, pero también son muchos los intereses de grupos de personas y de partidos políticos para que no transite de manera natural el proyecto, señaló el diputado federal Humberto Dávila Esquivel.

El legislador agregó que la lucha de intereses en la que se encuentran los grupos de personas y partidos políticos genera desconfianza en la sociedad acerca del futuro de esta reforma energética.

Consideró que en primer término lo que se propone no es una reforma energética sino una modernización de Pemex "y esperemos que el resultado de los debates que lleva a cabo el Congreso de la Unión permitan tener un horizonte más claro en cuanto a la situación que tiene la paraestatal y las perspectivas a futuro".

Dávila Esquivel apuntó que Pemex requiere autonomía para poder tomar el control de las decisiones que tome la empresa en cuanto a su problemática interna.

Será el Poder Legislativo, en su opinión, quien deba concentrarse en el interés de la Nación para hacer un análisis a profundidad con la intención de entregarle a México una reforma que venga a darle mayor vialidad a Petróleos Mexicanos.

"Son muchos los puntos de vista que se han vertido sobre la reforma energética y la modernización de Pemex, pero también son muchos los intereses de grupos, personas y partidos políticos para que no transite de manera natural esta reforma".

Expresó que existe la obligación de dar transparencia, seguridad y confianza de que el trabajo actual en los foros es serio y es para poder garantizarle a México un mejor futuro.

Para el diputado, tanto el PRI como el PRD han presentado puntos divergentes ala propuesta del Ejecutivo, pero aún no se cuenta con un planteamiento definido.

"La iniciativa de reforma energética que presentó el presidente Felipe Calderón a la Cámara Diputados es un buen principio, pero se tienen que hacer algunas modificaciones para poder acercarla a lo que requiere Pemex".

"Lo cierto es que la sociedad mexicana se ha manifestado en contra de una posible privatización de Pemex, no se puede, en pleno siglo veintiuno depender de tecnologías exteriores".

Finalmente, Humberto Dávila Esquivel sentenció que "México requiere incorporarse ya, con una reforma energética seria, al progreso mundial, no podemos seguir en el traspatio de las grandes potencias".