Refuerzan la seguridad del Presidente y los políticos en general en actos públicos. Foto: Archivo Vanguardia
La Jornada
Soldados armados custodian las giras del Presidente
México. La seguridad en torno al presidente Felipe Calderón Hinojosa se reforzó en su primer acto público tras el asesinato del candidato a gobernador de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú.

En las inmediaciones del hotel Camino Real ayer había soldados con armas largas y algunos se transportaban en camionetas Hummer.

En las giras que el Presidente de la República ha realizado en estados con mayores problemas de seguridad, particularmente en el norte del país, como en Baja California, Tamaulipas y Sinaloa, también ha habido soldados armados que circulan por las calles.

Este martes los elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), que son los encargados de la seguridad del titular del Ejecutivo, colocaron además un cerco más grande que el habitual alrededor del hotel donde el michoacano se reunió con consejeros de BBVA Bancomer.

Durante la comida que el mandatario tuvo por la tarde se colocaron vallas metálicas sobre la avenida Mariano Escobedo y la calle Víctor Hugo. Atrás del lugar había decenas de elementos de la Policía Federal.