Notimex
En lo que va del año el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) del estado atendió un total de 609 casos de violencia intrafamiliar, de los cuales la mayoría corresponde a menores de edad como víctimas.
director general del SEDIF, Arturo Hernández Davy, dijo que de acuerdo al Departamento de Atención al Maltrato del organismo, se comprobaron 306 casos de violencia, 158 en niñas y 148 en niños.

En esos casos, los agresores fueron identificados como los padres de familia en primera instancia, le siguen el padrastro, los abuelos, tíos, maestros y otros, explicó.

Respecto a mujeres, se atendieron 273 de violencia psicológica, física, sexual y omisión de cuidados siendo el agresor en primer lugar el esposo, luego el concubino, padres, hijos, hermanos, tíos, abuelos y otros.

También se atendieron 17 casos de maltrato en hombres por parte de la esposa, padres, hijos, concubina, hermanos, tíos y otros, siendo la agresión de carácter psicológica, física, sexual y omisión de cuidados.

Fueron 13 casos de violencia en adultos mayores, 11 de mujeres y dos de hombres, de manos de sus hijos, esposos, nueras, nietos, concubinos, yernos y otros, con agresiones psicológicas, omisiones de cuidado, físico y abandono.

El funcionario estatal subrayó que ante esas cifras de violencia intrafamiliar el organismo a su cargo intensificó las acciones de prevención y atención a la problemática social.

Las posibles víctimas de maltrato, en cualquiera de sus formas, pueden acudir a cualquiera de las 27 Clínicas de Prevención y Atención al Maltrato y Violencia Familiar que se localizan en toda la entidad, añadió.

Puntualizó que personal del SEDIF los apoyarán con servicios integrales de aspecto jurídico, médico, psicológico y de trabajo social, con el fin de hacer valer sus derechos y protegerlos de sus agresores.