Universal
Considera la coordinadora general de Protección Civil que es momento ya de la transición hacia la atención directa a la población afectada
El gobierno federal ha dado por terminada la etapa de búsqueda y rescate en Tabasco, para dar paso a otra más complicada que es la de rehabilitación, la recuperación y la "desesperanza" , indicó la coordinadora general de Protección Civil, Laura Gurza Jaidar.

En la reunión de evaluación de los trabajos de ayuda en Tabasco y Chiapas, que encabezó el presidente Felipe Calderón en la residencia oficial de Los Pinos, señaló que es momento ya de la transición hacia la atención directa a la población afectada.

"Si bien la etapa mayor de crisis fue el proceso del rescate y la evacuación, vienen etapas de mucha dificultad, vienen etapas de desesperanza para la gente que cobra conciencia de lo que ha perdido y la dificultad y el esfuerzo que le llevó construir todo lo que en un segundo, en un santiamén pudo perder" , precisó.

La funcionaria de la Secretaría de Gobernación (Segob) , dijo que por lo menos 50 mil familias se quedarán todavía algún tiempo en los albergues porque sus viviendas se encontraban en sitios de mayor anegamiento y algunas deberán ser reubicadas para evitar que vuelvan a pasar por lo mismo.

Laura Gurza, expuso que es necesario generar apoyo para vivienda temporal, generación de empleo, recuperación de las micro, pequeñas y medianas empresas, para la sustentabilidad ambiental y el fortalecimiento de la cultura de protección civil.

Destacó que para ordenar y transparentar la distribución de las aproximadamente seis mil toneladas de ayuda que se han recibido y los 100 mil millones de ayuda económica directa que se han donado, se ha dispuesto un formato para que en él se indique el tipo, volumen y requerimiento de almacenaje de la ayuda que se está entregando.

"En ese sentido planteamos y solicitamos que se tenga una fuente única de registro de donaciones para que podamos tener un control de lo que ingresa al sitio" , puntualizó.

Para ello, comentó, ya se tienen puntos de control en las rutas aéreas, marítimas y terrestres por donde puede entrar la ayuda humanitaria que están aportandola sociedad mexicana y la comunidad internacional.